viernes, 17 de octubre de 2014

EL BRAZO TONTO DE LA LEY.

(Que me perdone Santiago Segura).
Ayer comparecieron ante el juez dos “presuntos” ladrones de guante blanco. Les puso una fianza civil y los dejó marchar.
La ingeniería financiera, tiene muchos vericuetos. Claro que, para vericuetos, los del sistema judicial español.
Si por H o por B usted comete un “error” en su declaración de la renta, le caerá encima todo el peso de la ley. Le van a embargar hasta las pestañas. (Lo sé por experiencia). Y es que hay un buen número de inspectores de Hacienda para repasar la declaración de la renta de los curritos; no te escapas ni dando saltos. Luego, te haces la pregunta: ¿cómo se escapan los grandes defraudadores? Creo que no hay voluntad para cogerlos.
Cuando el Banco de España hace una recomendación al gobierno de turno para hacer recortes a los ciudadanos, se le presta toda la atención y lo ejecutan de inmediato; cuando advierte de corruptelas, se tira a la papelera que es el archivo donde guardan estas advertencias.
Para entrar en la sede de Bankia, lo mejor que se puede hacer es ponerse “Bálsamo de tigre” en la nariz (es lo que utilizan los forenses en caso de cadáver en descomposición). Allí todo es corrupción y hiede.
Dado que a Bankia la han rescatado con mi dinero, me interesa mucho lo que hacen en el banco del que soy accionista (sin cobrar dividendos, claro). La verdad es que somos accionistas de unas cuantas entidades bancarias.
¿Por qué no forman a unos cuantos jueces para que entiendan de ingeniería financiera? Para los fiscales, no hace falta. El caso es que, si hubiera terminado la carrera de Derecho, hubiera querido ser fiscal; fiscal de menores. La independencia de los fiscales, está en entredicho.
En los juzgados de instrucción donde entienden de delitos menores, sus señorías saben la ley al dedillo; no tardan en imponer la pena pertinente. Conforme van ascendiendo en el escalafón, van olvidando la ley; cuando llegan al Supremo, puede ser que sepan más de pavos preñaos que de leyes.
Cuando sale un juez que recuerda la ley y la pretende aplicar, con ingeniería judicial, lo apartan de la carrera: Baltasar Garzón y Elpidio José Silva.
En España se está dando mucho fraude de ley.
Ante la avalancha de casos, se tenía que haber aumentado el número de juzgados y de jueces. Y como decíamos antes, de igual forma que se especializan los médicos por enfermedades, los jueces se debían especializar en asuntos. Para lo penal-económico, se debería especializar en penal-económico.
De las penas.
Independientemente de la pena que le corresponda, no debería salir de la cárcel hasta que no devuelva hasta el último céntimo. Por supuesto, cumpliría la pena íntegra. Un ladrón de guante blanco, sabe la ley mejor que el magistrado. No es que no sabía que lo que estaba haciendo era delito, la ingeniería financiera es para burlar a la ley.
Del alzamiento de bienes.
Consiste en poner a nombre de un tercero los bienes propios. Esto, es delito.

¡Ah!, la ignorancia de la ley, no exime de su cumplimiento.
Las vistas termina con un mazazo.  
Antonio Rodríguez Rubio

No hay comentarios:

Publicar un comentario

DEJA AQUÍ TU OPINIÓN

ESPAÑA ¿QUÉ ES Y DESDE CUANDO?

Sobre el origen del nombre de España El PP se apropia y falsea la historia de España Comúnmente se admite que España viene del lat...