lunes, 16 de junio de 2014

“Visados gold”, la ciudadanía europea se compra y se vende

Mercedes Arancibia

Periodista
Migrantes intentando saltar la valla de Melilla
Mientras, según diversas fuentes (*), 23.000 migrantes procedentes en su mayoría del Africa subsahariana, pero también de Oriente Medio, han perdido la vida en los últimos 14 años a las puertas de Europa (Lampedusa, Canarias, Grecia, costas españolas del sur…), otros ciudadanos, esta vez procedentes de países occidentales o emergentes, llegan a Europa como turistas y con las carteras repletas de billetes con los que compran “permisos de residencia” a precio de oro.
Entre los países pioneros de esta práctica se encuentra España cuyo gobierno pensó, ya en 2010, que la fórmula podía servir para dinamizar un  mercado inmobiliario que ya había iniciado la decadencia sin freno que poco después culminaría con el estallido de la burbuja y las decenas de  miles de obras paradas en toda la geografía. De ahí tanto ruso, tanto serbocroata y tanto chino comprando en los últimos tiempos propiedades en ciudades y costas, con capitales de dudosa procedencia (en muchos casos, mafia, prostitución, droga y chanchullos financieros como se va viendo a medida que se suceden los casos en los juzgados). Las condiciones han cambiado y, siempre según esta fuente, desde 2013 se exige invertir 2 millones de euros en deuda pública para conseguir el visado permanente, y medio millón en bienes inmobiliarios para un permiso de sólo residencia.“La idea hace furor en Europa, –escribe Morgane Thimel en un artículo en el digital, Bastamag(http://www.bastamag.net/La-citoyennete-europeenne-sera-t#nb6) que reproduce Myeurop(http://fr.myeurop.info/2014/06/05/vends-citoyennete-europeenne-riches-migrants-13971- de Riga a Amsterdam pasando por Lisboa o La Valette, las capitales europeas venden los permisos de estancia en su territorio entre 75.000 y 2 millones de euros que, según las circunstancias, sirven para instalarse tranquilamente e incluso comprar la nacionalidad del país en cuestión”.
Por lo visto, y según la información del digital europeo, Letonia fue también uno de los primeros países que pensó que su ingreso en la Unión Europea (UE) podía convertirse en fuente de beneficios: “Desde 2010, este pequeño país al borde el Báltico, se ha convertido en una de las puertas de entrada a Eldorado europeo. En Riga (la capital), los candidatos al permiso de residencia desembarcan en los servicios letones de inmigración acompañados de un agente inmobiliario y un intérprete”. Igual que en España, rusos y chinos son mayoritarios y una de las condiciones que les exigen es ser propietarios de un bien inmobiliario de un valor mínimo de 150.000 euros en la capital, y la mitad en las provincias. Hay otras posibilidades: invertir en alguna empresa nacional o depositar 300.000 euros en un banco letón. Cualquiera de ellas les proporciona un permiso de 5 años, que incluye la movilidad por todo el espacio Schengen, con opción a convertirse en permanente. La OCDE cifra en 1700 los permisos concedidos respondiendo a esos criterios (http://www.oecd.org/fr/els/mig/LETTONIE.pdf).
Las condiciones no son las mismas en todos los países: invertir en la industria, comprar deuda nacional…En Holanda, desde 2013  hay que invertir 1,25 millones de euros en la economía local para conseguir un visado permanente. Chipre ofrece permiso de residencia por la compra de un bien valorado en 300.000 euros; Lituania espera que su Parlamento apruebe el proyecto de  exigir una inversión de 260.000 euros en una empresa y la creación de cinco puestos de trabajo. Aunque en Francia no está legislado, existe un documento de la Comisión Europea (http://ec.europa.eu/dgs/home-affairs/what-we-do/networks/european_migration_network/reports/docs/ad-hoc-queries/residence/528_emn_ahq_wealthy_immigrants_update_wider_dissemination.pdf) donde se precisa que se pueden conceder permisos de residencia, a cambio de  “contribuciones económicas excepcionales”, a accionistas (al menos el 30% del capital) de grandes sociedades con la condición de que “creen 50 empleos en Francia o inviertan al menos 10 millones de euros”.
En Portugal, donde nació la denominación “visados dorados”, desde 2012 los candidatos a un permiso de residencia “por actividad inversora” pueden elegir entre una compra inmobiliaria de al menos medio millón de euros, la transferencia de un mínimo de un millón o la creación de 10 empleos: “Desde la creación del dispositivo, Portugal ha entregado 772 permisos, 612 de los cuales corresponden a ciudadanos chinos”.
Como no podía ser menos, estas formas de acceder a la residencia, e incluso en algunos casos a la ciudadanía europea, en pocos años se han convertido en un negocio floreciente para empresas como la sociedad Henley&Partners (https://www.henleyglobal.com/), que fue objeto de una información en el diario francés Le Figaro: con sede en el paraíso fiscal de Jersey, al parecer es el líder mundial del sector y ofrece gestionar permisos en Austria, Bélgica, Croacia, Chipre, Reino Unido y Suiza (paraíso fiscal europeo, no miembro de la UE), ofreciendo  a estos afortunados  aspirantes a los visados de oro , el ahorro de la pérdida de tiempo que, sin ellos, les supone hacer cualquier tipo de gestión o negocio en los países de la Unión. En la oferta se incluye, para los más ricos, la compra de la nacionalidad en tres países: Austria, Chipre y Malta, que pagan a Henley&Partners una comisión de 7.500 euros por cada candidatura. Una oferta que cuenta con la oposición del Parlamento Europeo.
 (*)Cifra facilitada, entre otros, por The Migrant Files, un proyecto lanzado en agosto de 2013 por un grupo de periodistas europeos, algunos de ellos  pertenecientes a la organización sin ánimo de lucro  Journalismfund.eu. Según United por Intercultural Actionson 17.000 los muertos en ese tiempo.

1 comentario:

DEJA AQUÍ TU OPINIÓN

ESPAÑA ¿QUÉ ES Y DESDE CUANDO?

Sobre el origen del nombre de España El PP se apropia y falsea la historia de España Comúnmente se admite que España viene del lat...