lunes, 30 de marzo de 2015

LA DERIVA DE LLAMAZARES

Que Gaspar Llamazares acuse a la dirección nacional del PCE y a parte de la Presidencia Federal de IU de impulsar un golpe de estado contra IUCM es, por decirlo suavemente, paradójico.
Gaspar Llamazares
Llamazares se deja llevar por el rencor hacia el PCE, al que hace responsable principal de su caída como Coordinador General de IU. Debería pensar que gran parte de los méritos para tal caída son suyos. IU obtuvo con el los peores resultados electorales de su historia (2 diputados), empeorando incluso los obtenidos por el PCE en 1982. Con el iniciamos una deriva ideológica que nos acercó tanto a los postulados socialdemócratas que era prácticamente imposible diferenciarnos del PSOE. Como no recordar las bromas que vertían destacados dirigentes socialistas considerando a Llamazares mas ministro que los propios ministros y más portavoz socialista que el portavoz oficial. Como no recordar que quienes le asesoraron en el tránsito hacia la socialdemocracia son precisamente aquellos a quienes ahora denosta y de los que quiere tomar distancia. Aquellos, Podemos, ante los que, en su opinión, el PCE expresa “sentimiento de culpa” y “complejo de inferioridad”, lo que anula a IU como “apuesta seria” ante la sociedad.
¿Describe Llamazares la realidad de lo que está pasando en IU o simplemente vuelve a sentirse perjudicado por la resolución aprobada en la Presidencia Federal? En mi opinión hay más de lo segundo que de lo primero ya que Izquierda Abierta, el partido de Llamazares, estaba aprovechando las grietas de la crisis madrileña para “colocar” a sus candidatos. Le salió bien con García Montero y ahora pagaba favores a IUCM a cambio de puestos en la candidatura municipal.
¿Está legitimado Llamazares para ofrecer lecciones de integración y respeto a las resoluciones de la dirección federal? Claramente no y traigo para confirmarlo algunas decisiones de su partido. ¿Recuerda Llamazares que en Euskadi se ha alineado con Ezker Batua, formación a la que IU no reconoce y cuyo dirigente, Javier Madrazo, fue acusado de pactar con PNV a cambio de beneficios particulares para él y su familia? ¿Es coherente hacer campaña electoral para una fuerza política que compite contra la candidatura de IU en Euskadi? No es ni coherente ni ético pero Llamazares e Izquierda Abierta lo han hecho en varias campañas electorales. Otro tanto ha ocurrido con su apoyo a las decisiones de Pedro Escolar en Extremadura, desoyendo también las resoluciones de la dirección federal de IU.
Previamente, Llamazares fundó un partido, Izquierda Abierta, para garantizarse la presencia en los órganos colegiados de IU. Así, por cuota, entraba donde no conseguía entrar por votación. En fin, hacer llamamientos a la unidad y los valores de la izquierda por quien piensa más en lo personal que en lo colectivo parece poco creíble. Llamazares es libre de actuar según su conveniencia pero no de utilizar palabras gruesas y acusaciones infundadas a los órganos de la organización política en la que él y su partido están integrados y, por ende, deben respetar y asumir.
¿Quién o quienes están perjudicando gravemente a IU en toda España? Todos entendemos que IUCM es un lastre para el proyecto federal: lo es por su implicación directa en el caso Bankia y por las responsabilidades políticas de sus dirigentes; lo es por incumplir las resoluciones de la dirección federal; lo es por no respetar el resultado de las primarias y maniobrar antes, durante y después contra los candidatos ganadores hasta conseguir su salida de IU; lo es por manchar la imagen y lastrar a toda la organización; lo es por llevar a la ruina económica a decenas de asambleas locales de IU a las que Hacienda y la Seguridad Social les han embargado las cuentas. Es muy difícil justificar estar del lado de estas personas, aunque sea para aprovecharte de ellos y colocar tus peones en el tablero.
Llamazares amenaza con abandonar los órganos federales y electorales de IU. Podría decir que, dado el respeto que Izquierda Abierta tiene de los acuerdos adoptados en ellos, casi sería lo mejor. No lo haré porque no soy como Llamazares y porque creo conocer cuál es la razón que se esconde tras sus amenazas: debilitar al PCE dentro de IU para conformar una nueva mayoría que lleve al proyecto hacia la ruptura.
Es posible que en esa nueva IU, o lo que resulte de la ruptura, Izquierda Abierta tenga más relevancia en los órganos resultantes y en las decisiones. Puede incluso que forme parte de la mayoría que reniega de la convergencia, pero son malos compañeros de viaje los que elige Llamazares. Alinearse con quienes representan la corrupción (IUCM y Ezker Batua) o el sectarismo intransigente solo puede traer como resultado la desaparición total. Llamazares se habrá vengado del PCE pero no podrá disfrutar de su venganza porque sus ahora aliados son quienes auspiciaron su caída y solo le consideran el tonto útil para mantenerse en el poder. Conseguido el objetivo volverán a poner precio a su cabeza.
Me sorprende que Cayo Lara siga haciendo el don Tancredo en esta crisis. No entendí su resistencia a cesar a Reneses pese a su reprobable conducta pública y privada. No entendí su oposición a que IUCM fuera intervenida, lo que nos habría evitado estos meses de amargos tragos y la ruptura de la organización. No entendí que Libertad Martínez continuara en IU tras haberle hackeado las cuentas y suplantado la personalidad, pero entiendo menos que tras hacerlo sea uno de los pesos pesados en la dirección colegiada conformada tras la dimisión del Eddy Sánchez. ¿Hay algo que debamos saber?

Plumaroja

No hay comentarios:

Publicar un comentario

DEJA AQUÍ TU OPINIÓN

OLAS DE CALOR, CAMBIO CLIMÁTICO, RECORTES Y PRIVATIZACIONES

España ha vuelto a superar los 40ºC en distintos puntos de su geografía Algo me dice que Trump, Putin, Aznar, Rajoy y su primo, célebr...