miércoles, 24 de abril de 2013

SE BURLAN DE NOSOTROS...

Arias Cañete, Ministro de Agricultura y M. Ambiente
El señor Arias Cañete, que, según publicaba Público el pasado 23/12/2011, posee seis automóviles – Suzuki Vitara, Morgan 4/4, Mercedes 500, Volvo S40, Alfa Romeo GTV 2000, un Austin Cooper del año 1967- y una moto Piaggio, y 326.000 en acciones de compañías petrolíferas al comienzo de esta legislatura, explica el esfuerzo español por contaminar menos con ejemplos como el suyo, que se ducha con agua fría para ahorrar agua y gas.
Lo que no explica el señor ministro, es que, con más de una cuarta parte del país en paro, mucha de la gente que antes utilizaba el coche para ir a trabajar, ahora no tiene ni trabajo donde ir, ni dinero para pagarse la gasolina.
Tampoco habla el señor Arias Cañete del hambre en España, un país (el nuestro) que suma ya dos millones de personas bajo el umbral de la pobreza extrema, y en este sentido cabría preguntarse si cuando ingiere los yogures caducados lo hace por placer, por ahorro, o por solidaridad.
Las afirmaciones del señor Arias Cañete se suman las de su compañera Fátima Báñez, ministra de trabajo, para quien los casi 400.000 españoles que han abandonado el país desde el 2008, lo hicieron sumándose a un nuevo concepto llamado “movilidad exterior“. Sólo entre Enero y Septiembre de 2012, abandonaron el país 420.150 personas (365.238 extranjeros y 54.912 españoles) Sin lugar a dudas, la “movilidad exterior” es un concepto que la señora ministra está poniendo muy de moda, con medidas como la reforma laboral, que antes de ejecutarse iba a solucionar todos los problemas de desempleo, y que después de puesta en marcha nos trae la mayor tasa de paro desde que existen registros.
Ninguno de sus asesores ha sido capaz de explicarle a la señora Báñez, en más de un año de gobierno, que las empresas contratan cuando su volumen de negocio crece tanto como para no dar a basto y necesitar más personal, no en base al coste del despido. Otra opción es que sí se lo hayan explicado, y a la señora ministra le haya dado igual.
No asoman ahora las lágrimas de Soraya Sáenz de Santamaría, con la ILP presentada por la PAH, como asomaban con la laxa reforma acometida por el gobierno en materia hipotecaria, y es curioso, porque si en aquel entonces se emocionaba la vicepresidenta al hablar de “esas familias que lo han perdido todo…” ahora su gobierno condena a quienes les piden que protejan a esas mismas familias.
Nuestro presidente hace las reuniones en secreto con catalanes y vascos, y las declaraciones a la prensa a través del plasma. Por supuesto, esta tecnología punta no admite preguntas. Es la imagen de transparencia del gobierno. El mismo gobierno que nos habla de despidos en diferido, o tacha de nazis a aquellos ciudadanos que desde la calle se oponen a ellos. Y tiene gracia esto, dicho por un partido que no ha condenado la dictadura franquista y cuyos altos cargos son, en gran parte, familiares directos -o indirectos- de antiguos altos cargos de la dictadura.
Una mala mofa en general.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

DEJA AQUÍ TU OPINIÓN

¡¡¡HOLA PUTERO!!!

Fotograma del documental ¡Hola Putero! Las malvadas feministas han vuelto a liarla. Un grupo de esas brujas, autodenominadas Towanda...