lunes, 8 de abril de 2013

LA POLÍTICA NUESTRA DE CADA DÍA...

Es tiempo de unidad en la izquierda

Me decía un amigo que hacer política es tomar la decisión oportuna en el momento oportuno.
Pero eso, le contesté, requiere contar con unos principios ideológicos, con un programa donde se explicite lo que se propone hacer y un conocimiento de las circunstancias, para lo que se haga no fracase. Por lo tanto: ideología, programa y conocimiento de la situación.
Justamente en España se está dando una situación de creciente descontento: las diferentes olas, los desahucios, las estafas bancarias, la corrupción en partidos políticos y en organismos del Estado, el descenso del nivel de vida, la pobreza que se extiende y profundiza,… a la par que siguen aumentando los parados y las familias que no tienen ingreso alguno…por dar unos pocos ejemplos, llevan a un número creciente de millones de españoles a la desesperanza sobre el hoy y, peor aún, sobre el mañana.
En estas circunstancias, la realidad es que no aparece una oferta política, un programa fácil de entender y creíble, que consiga que todo este descontento y malestar se manifieste con toda su profundidad y fuerza en la vida del país.
Los partidos políticos y sus diputados carecen de respeto y confianza por la generalidad de la población. Se dice que son todos iguales y esa falta de apreciación en las diferencias entre unos y otros, es peligrosa, además de injusta. Y lo digo, porque puede dar pie a que la política, como expresión de la vida democrática, se considere que no es necesaria y se caiga en la demagogia de cualquier charlatán.
Por la desconfianza a en los partidos políticos, la ciudadanía defiende sus derechos y reivindicaciones agrupándose en diversas formas, que cada vez mejoran su organización y extensión. Esto crea un panorama singular y sin precedentes que irrumpe en la vida política nacional. Pero ello no excluye la necesidad de los partidos políticos, que propongan, de acuerdo con sus principios ideológicos programas de desarrollo del país, que sean auténticamente representativos de las opiniones de la ciudadanía. Si hoy, esto no se cumple debidamente, no quiere decir que los partidos políticos, no sean necesario. Quiere decir, que es necesario que mejoren su calidad representativa, de fidelidad a sus principios y de funcionamiento democrático. No olvidemos que hemos salido de una dictadura cruel, aniquiladora de todo lo democrático y llevamos poco más de 30 años de un difícil caminar, en los que se ha iniciado la base de un incipiente estado de bienestar. El mismo que hoy tratan de destruirlo.
Es justamente entorno a la defensa del estado de bienestar, que se puede encontrar una base que una la voluntad de los millones de españoles descontentos. Porque el estado de bienestar implica el disfrute de los derechos políticos y sociales que son reclamados. En base a ello un programa, podría explicitizar los puntos básicos que se pretenden. Sobre una tal base, una plataforma podría conseguir unir la diversidad de los movimientos sociales. Sería un paso muy importante, para hacer presente la opinión y las soluciones que propone la ciudadanía a la situación que padecemos. Sería una forma nueva de hacer política.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

DEJA AQUÍ TU OPINIÓN

OLAS DE CALOR, CAMBIO CLIMÁTICO, RECORTES Y PRIVATIZACIONES

España ha vuelto a superar los 40ºC en distintos puntos de su geografía Algo me dice que Trump, Putin, Aznar, Rajoy y su primo, célebr...