lunes, 1 de abril de 2013

Retratos Infames: Miguel Ángel Rodríguez


Octavio Colis
Aunque en 1998 se le condecorara con la Cruz de la Orden de Isabel la Católica (condenándonos a los demás a tragar con ello, una vez más), conviene no confundir a este infame castellano, Miguel Ángel Rodríguez Bajón, con Miguel Ángel Rodríguez El Sevilla, líder del grupo Los Mojinos Escozíos, que es muy buena gente, así como tampoco tiene nada que ver el mencionado cruzado con una multitud de MÁRodrígueces, algunos de ellos incluso expresidentes de república, ni con otros: escultores, actores, atletas, músicos, jugadores de fútbol o de squash, periodistas, médicos, y un largo etcétera que tiene la mala suerte de compartir en el mismo orden dos nombres y un apellido con este muñidor de trampas, tretas, líos, tejemanejes y embustes laureados al servicio siempre de la empresa privada política de su jefe, JMAznar, y del partido tapadera que apadrina. Por una vez vería yo justificado que toda esta mara de individuos MÁRodríguez se copularan esas partes significantes de sus personas mediante guiones conjuntivos, para seguir existiendo como M-Á-R-Echeverrías, o -Garcías, -Vegas, -Gallegos, -Jiménez, etc., etc., o sea, distinguiéndose así en la medida de lo posible de este individuo, MÁRBajón de Valladolid, desagradable donde los haya.
18_infame_g
Y también comprendería que muchos infames de superior estatus –que se supusiesen mejor posicionados para ello– rebulleran indignados apelando al erróneo sentido de la justicia y la proporción mías, entendiendo que MÁR(B) no es quién para colarse en esta lista de infamados tan pronto, ya con el número 10, habiendo tantos grandes golfos y sinvergüenzas apandadores en donde poder elegir con procedimiento y no así como lo he hecho yo, que parece lo hiciera al tun tun. Y es que lo hago al tun tun. O, quizá pudiera ser que lo hubiera hecho porque coincidiendo con que como a propósito del retrato al pobre Francisco Álvarez-Cascos nombré a este punto vallisoletano, aventurando si habría sido él quien eligiera a FÁ-CF para que se pudriera como retrato de Dorian Gray del Partido Popular, y me viniera por eso al recuerdo su existencia. Sea por lo que fuera, aquí está este hombre denteroso, portavoz atiplado y abufonado del visir Iznoguz, de JMAznar (que quería ser califa en lugar del califa Felipe González), ayudante principal suyo en insidias antes, durante y tras el mandato en la Junta de Castilla y León que tan democráticamente celebraron los castellanos leoneses en su día. Y debe de ser por tanto como tejemanejó por lo que se cansó MÁR(B) de la política representativa, ya que empezó a envenenar de jovencito, con 22 años, como colaborador del visir y luego como portavoz de la Junta, más tarde como director de Comunicación del PP, y por fin secretario de Estado de Comunicación, que lo fue de 1996 a 1998, hasta que dijo que abandonaba la política, aunque no lo hiciera porque se enredó como videoartista para la FAES, además de en otros chanchullos propios de su aventurerismo, ya que es funambulista con red del liberalismo prístino.
Escribiendo novelas y ensayos, este temerario despreciador de la verdad, indigno bufón e indigno payaso ya que en donde quiere ser profesor resulta Pompoff profesorado o Teddy bachillerado, ha alcanzado la altura intelectual que puede colegirse tras títulos tales: “Y Aznar llegó a presidente” y “Así habló Zapatustra”; considerada como su aportación más significativa al mundo inteligente y creativo la iniciativa pionera en España, a través de su empresa MOVIGOL, que envía en un pis pas los goles de la Liga de Fútbol de Primera División a los teléfonos móviles 3G, pudiéndolos ver en vídeo a los pocos minutos de haberse producido la jugada. Un gran logro de MÁR(B) con cuyos pingües beneficios podría sobradamente hacer frente a la condena por injurias que el Juzgado de Ejecuciones Penales número 4 de Madrid le ha impuesto este mismo año de 2013 y por la que ha ordenado el embargo de sus cuentas corrientes en el Banco de Santander y en BANKIA, por no haber abonado a tiempo la multa de algunos míseros miles de euros que la Audiencia Provincial le impuso por haber llamado varias veces nazi al doctor Montes, excoordinadaor del Servicio de Urgencias del Hospital Severo Ochoa de Leganés. Y esto suponiendo que no vaya a ser como sucediera con el periodista de su cuerda, ese del brazo corto pero de traicionero puñal curvo, FGLosantos, o con su remilgadísimo amigo César Vidal, o con la apenada López Schilichting, a los que el magistrado de lo penal (según se mire), Ricardo Rodríguez Fernández, absolvió tan ricamente de un delito reiterado de injurias. Ni creo que otro visir, Pedrojota (que en este caso lo fuera porque quería ser califa en lugar del califa Juan Luis Cebrián), consiguiera perjudicar ni aun levemente a MÁR(B), por el despelleje desproporcionado, asegura el logroñés, al que se ha visto sometido por enjuiciar y criticar a la Botella, esposa de Aznar. Este Yorik de lo suyo, aún rellena la calavera e insepulto todavía, sin Hamlet que compadezca su ser o no ser sabe por su maestro que no sólo se puede decir lo que se quiere decir independientemente de su veracidad, sino que además es conveniente decirlo desgañitándose en ello, por la autoridad que demuestra uno al mentir en voz alta y que los demás se vean obligados a tragar sin poder decir que no lo han oído.
No creo que por este caso (ni por ninguno) la sangre de MÁR(B), el insultador insultado, llegue al Pisuerga, porque mayor la hizo cuando tejió y alimentó la insidiosa trama que llevó a la dimisión a Demetrio Madrid y colocó al visir que primero quería ser subcalifa en el subcalifato castellano leonés (¡Vete Demetrio!) a la espera del gran califato español (¡Váyase, señor González!), y nada le sucedió cuando la Justicia absolvió a Demetrio Madrid al comprobar la falsedad de las acusaciones. Ni él, ni Aznar, ni nadie del PP, pidió jamás perdón; apenas algunas notas de prensa del currivalenzuelismo periodístico español, recordando el chanchullo. To be or not to be, that is not always to MÁR(B) the only question, decía uno como disculpándole.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

DEJA AQUÍ TU OPINIÓN

VENEZUELA. ‘TERRORISMO PARAMILITAR CONTRA MADURO’

Grupos 'paramilitares' dirigen las movilizaciones contra el régimen Chavista  Pasa que comunicadores como Ildefonso Finol, Mig...