jueves, 15 de septiembre de 2016

¿Y tú qué harías Susana Díaz?

Susana Díaz, Pta de Andalucía
No existe roca lo suficientemente grande, caverna o planeta alejado donde poder esconderse de la vergüenza ajena que produce el Partido Popular. Un nuevo código penal podría redactarse detallando todas las causas en las que aparece inmerso, pero lo peor, lo que menos pueden perdonarle los ciudadanos a sus dirigentes, es la mentira probada y descarada y el posterior olvido con el que parecen lavar en pocos días acciones que deberían obligar a la dimisión inmediata de su presidente y luego a una profunda regeneración de todo el partido. En medio de esta podredumbre, aparece de nuevo Susana Díaz, afea la conducta de Rajoy al que pide que se vaya y añade que el PSOE no puede gobernar con 85 diputados y que debe pasar a una oposición útil. Si tampoco quiere nuevas elecciones: ¿Cuál es la solución, Susana?
Rita Barberá rompe su carné del Partido Popular pero sigue siendo senadora. El siguiente escándalo protagonizado por el partido de Rajoy no terminará sin duda ahí aunque es bien conocida la habilidad y los enormes medios con los que cuenta el PP para conseguir que la opinión pública olvide caso tras caso, a estas alturas ya casi innumerables. Se cerró el fallido nombramiento de Soria donde vivimos un intento de nepotismo y descaradas mentiras y se olvidará el caso Barberá cuando las Cortes Valencianas le retiren el cargo de senadora por la comunidad, que nunca se ganó por los votos. A no ser que Rita amenace con hablar como habló Bárcenas que ahora también se calla y se retracta. Que gran poder de persuasión tienen algunos: ¿qué habrán negociado para que el ex tesorero retire la denuncia por el quemado a conciencia de los ordenadores que obviamente contenían un material sensible, pruebas de lo que toda España sabe y lo casi toda España parece dispuesta a olvidar?
¿Cómo puede volver a gobernar un partido como este, rodeado de podredumbre por todas partes?
Pues mientras la gangrena se cierra, otra vez vuelven a airearse las disputas internas en el PSOE. El detonante ha sido un comentario inofensivo de la diputada por Ciudad Real, Isabel Rodríguez que defendía la buena disposición de Pedro Sánchez para hablar con todos los llamados barones y en concreto con Fernández Vara. Dijo Isabel Rodríguez: "La verdad es que no entiendo esas declaraciones y esa denuncia pública de ausencia de conversación cuando es tan fácil como levantar el teléfono". Y entraron en tromba Susana Díaz, Rubalcaba, Madina, Carme Chacón... los que parecen tener tanta inquina a su secretario general que ignoran el daño que pueden hacer a los socialistas con sus palabras que pronto son aireadas a los cuatro vientos. Da la sensación que a algunos antiguos líderes socialistas y a otros no tan antiguos les incomodan los continuos e irritantes casos de corrupción que siguen apareciendo en el PP.
Tras un largo silencio, Susana Díaz volvió a situarse ante los micrófonos: “Y lo último ya, lo de Soria y lo de Barberá, es una vergüenza, dijo, y añadió: “no sé a qué espera ya este hombre (Rajoy) para tomar decisiones y hacerle un favor a este país... España no se merece esto... que escuche un poquito a la calle porque los ciudadanos están avergonzados y hartos”.
Pero Díaz dijo también que el PSOE no podía aspirar a gobernar España con 85 diputados y que debía pasar a la oposición.
Estos son algunos de los titulares de medios tras las palabras de Susana: “Cisma total en el PSOE”; “Incendio en el PSOE: ataques a Sánchez con el pretexto de Vara”; “Díaz lidera a los críticos con la excusa de Vara”; “Susana Díaz cierra el paso al amago de alternativa de Sánchez”; “Susana Díaz se suma a la rebelión del PSOE para frenar las aspiraciones de Sánchez”, este último del diario Sur de Andalucía...
Si a Susana Díaz le parece el PP una vergüenza, si el PSOE no puede gobernar y no deben celebrarse terceras elecciones: ¿Cuál es la alternativa?
Ante la vergüenza que es el Partido Popular y en vez intentar un pacto de los partidos que han apostado por la regeneración, PSOE, Ciudadanos y Podemos, parece que Susana Díaz es en fin partidaria de que Rajoy deje paso a otro líder del PP para gobernar España. Muerto Luis De Guindos, con Ana Pastor recibiendo órdenes en el Congreso, podría aparecer Soraya y ¿por qué no?, Cospedal ¿La solución es abstenerse para que la menina presida España con el partido de la desvergüenza?: ¿Esa es la solución, Susana? ¿Tú qué harías si fueras secretaria general del PSOE?
César Ortega. Dclm.es


No hay comentarios:

Publicar un comentario

DEJA AQUÍ TU OPINIÓN

OLAS DE CALOR, CAMBIO CLIMÁTICO, RECORTES Y PRIVATIZACIONES

España ha vuelto a superar los 40ºC en distintos puntos de su geografía Algo me dice que Trump, Putin, Aznar, Rajoy y su primo, célebr...