sábado, 30 de marzo de 2013

MALOS HUMOS..., Y MALOS HUMORES

Quizá sería más ético, en el caso de María José Ciudad Zariquiegui esperar
a no ser cargo público para solicitar una licencia que afecta
directamente a su actividad profesional privada....

Andamos malhumorados y razones no nos faltan. Saber que en Castilla La Mancha se han perdido 2395 empleos públicos a consecuencia de la supresión del 70% de los “entes” públicos es una de esas razones. Solo se conservan aquellos entes, como RTVCM, que son útiles para “enchufar” a la familia o al militante del PP, o para la propaganda del régimen Cospedal.
A mí quien me saca los peores humos es Carmen Riolobos. Hay que ver la mala baba que tiene esta mujer. Es quitarle el bozal y liarla parda mordiendo a todo lo que se mueve. Lo que es a Page no deja de mordisquearle las canillas. En cuanto el alcalde de Toledo abre la boca se la azuzan y Riolobos se le tira a morder sin miramientos. La última perla de la senadora popular es atribuirse la infalibilidad en materia de agua y considerar a Page poco menos que un marciano en cuanto tiene que ver con el Tajo. Olvida Riolobos que el Tajo pasa por Toledo antes que por Talavera y que son sus amiguitos de Murcia y el Levante quienes deciden con cuanto caudal corre por ambas ciudades…. Hablando de bozales. Resulta que los Aznar han sido vistos sin este aparejo por una zona Marbellí en la que estaba prohibido el tránsito de animales…, los tres perros de la familia también iban sin bozal…, y los socialistas marbellíes no han perdido la ocasión de meterle el dedito en el ojo denunciando tan antisocial conducta. Si se prueban los hechos, los “Aznar” podrían ser multados con 500€.
También me saca de quicio la “ubicuidad” de Nacho López del Hierro. Lo de este hombre sí que es hacer honor al mote de “Prospedal”. No pierde ocasión de ganar unos eurillos y no hace ascos a nada, ni siquiera a que una de las numerosas empresas en que es consejero remunerado de a cien mil euros participe en las obras del Cementerio Nuclear de Villar de Cañas. Qué bien lo hizo su señora, y nuestra presidenta, colocando como mandamás de ENRESA al obediente Francisco Gil Ortega, el mejor cliente, en su etapa de alcalde, de los bares de la plaza mayor de culiparlandia. Con Gil Ortega decidiendo es más fácil recibir sustanciosos contratos.
Otro tipo de malos humos, los de siempre, los que respiramos, empeoran cada día en Puertollano. Hemos perdido el control de la calidad del aire, que se hace desde Toledo, y solo nos faltaba que el equipo de gobierno concediera a Servicios Funerarios de Puertollano SL, en la que participa la diputada y concejal popular Ciudad Zariquiegui, la licencia para construir un horno crematorio para incineración de cadáveres.
Resulta curioso que el expediente fuera rechazado en la pasada legislatura y sea aprobado en esta. ¿Será porque Hermoso Murillo deja ya pasar los días sin otra perspectiva que la de encontrar alguna salida honrosa a lo que fue una prometedora carrera y ha derivado en el peor lastre para su partido? ¿Será que los favores se devuelven y con el apoyo del PP está sacando adelante asuntos tan delicados como el de las terrazas, la pseudoprivatización y tasas del agua… etc.? Lo cierto es que el expediente aprobado a la popular Ciudad Zariquiegui habría sido rechazado en la mayoría de los municipios españoles, también los gobernados por el PP, por incumplir la ordenanza de medio ambiente. Me atrevo a decir que en Puertollano ocurriría otro tanto si se hubiera aplicado la normativa vigente con el rigor que la actividad exige y recordando que, en el mejor de los casos, tal actividad no puede estar a una distancia inferior a 50 metros de zonas habitadas, por ser insalubre.
Aun superando esta distancia, que no es el caso, conviene precisar que el RD 72/1999 de 1 de junio de 1999, de sanidad mortuoria, en su capítulo 2ª, dedicado a Crematorios, dice en su artículo 26 que: “Los crematorios deberán estar situados en cementerios o en edificios anexos a ellos y si esto no fuera posible en el lugar más próximo posible…” dice también que: “Estos edificios estarán aislados y serán de uso exclusivamente funerario…”. Pues bien, ninguno de estos requisitos se cumple puesto que el horno crematorio se ubicará en las antípodas del cementerio de Puertollano, a escasos metros del límite municipal con el término de Almodóvar del Campo, y otro tanto ocurre en su condición de edificio aislado pues tiene colindantes por su izquierda a los edificios de la Fundación Virtus, la Fundación Laboral de la Construcción y diversas naves industriales y por la derecha a las ultimas viviendas de las calles Fernando El Santo, Jaime Balmes y Fernán González; sin olvidar la colonia de chalets situada a escasa distancia, a su espalda, y numerosas viviendas aisladas.
No se puede despreciar el sentido de los vientos predominantes y que estos soplan habitualmente en dirección oeste-este, por lo que todo el barrio de las 600, el hospital y varios establecimientos comerciales se verían afectados. En total, directamente se verían afectadas decenas de miles de personas por una actividad que está tipificada y regulada por la Ley 34/2007 de Calidad del Aire y Protección de la Atmosfera.
Como no vamos a estar malhumorados si nuestros gobernantes hacen de su capa un sayo y gestionan los asuntos municipales con un corporativismo que escandaliza al sentido común y la justicia.
M. Félix de San Andrés

No hay comentarios:

Publicar un comentario

DEJA AQUÍ TU OPINIÓN

RELATOS DE VERANO: LAMIAS, NINFAS DE AGUA... LA TROCANTA

La Trocanta. Marcel Félix de San Andrés Antonio de Torquemada se refiere a ellas afirmando que “el mismo Aristóteles dice que los lé...