jueves, 28 de marzo de 2013

VIOLENCIA INSTITUCIONAL CONTRA LOS MÁS DÉBILES

La justicia es ciega, sorda o está de vacaciones cuando se trata de los debiles 

Teresa es madre de un chaval de trece años y víctima de malos tratos. La violencia golpea constantemente su vida y la de su hijo. Malos tratos conyugales que se suman a otros laborales y sociales, más asépticos, pero cuyos resultados son igualmente devastadores. A perro flaco… todo son pulgas. Y a las malas pulgas de su compañero, Teresa debe añadir las de la empresa que le despidió dejándole a deber más de 3.000 euros. Situación que le condujo a no poder afrontar el pago del alquiler de su vivienda.
Teresa solicitó ayuda a los juzgados que querían desahuciarle. Solo pedía algo de tiempo para buscar alojamiento. Allí recibió otra humillante bofetada, más bien un puñetazo verbal que le quebró la esperanza. Le contestaron que lo que le estaba pasando “no era su problema”. Que el procedimiento no se podía parar. La insensible apatía institucional puede acabar siendo la madre de todas las palizas. Los periódicos cuentan como cincuenta policías desalojaron a la fuerza a Teresa y a su hijo. Doscientas personas, que piensan que Teresa y su hijo sí son “su problema”, interpusieron sus cuerpos solidarios. Recibieron violencia por respuesta. En otro orden de cosas, también leo en los diarios que 17 directivos de Caja Madrid cobraron, en los 4 últimos años de la crisis, 71 millones de euros. Y su presidente, Miguel Blesa, 12´4 millones para él solito. Un insulto violento para una sociedad empobrecida a causa de las trapacerías de todos estos sinvergüenzas que se van de rositas después de reventar la caja fuerte.
Como soy animal antes que nada, también puedo notar el escalofrío violento en mi espinazo. Algunos días, hasta los más convictos y confesos pacifistas, desearíamos ser fieras.
Demasiada injusticia. ¡Demasiada violencia!
Trasplantes de conciencia
La organización nacional de trasplantes (ONT), avisó a las comunidades autónomas de que el Gobierno pensaba quitar las subvenciones destinadas a actividades de donación y trasplantes si no cumplían el déficit. Montoro lo niega. Bueno, a medias. Con una explicación un tanto críptica que no tranquiliza nada. Porque con todos estos gerifaltes del gobierno sucede un poco igual. Cada vez que desmienten algo, termina cumpliéndose como una maldición. España es líder mundial en el campo de los transplantes. Aunque también lo éramos en el de las energías renovables (y eso no fué óbice ni cortapisa para que se eliminaran las subvenciones al sector). ¡Que caiga España! que ya la levantarán Montoro y sus muchachos-as.
¿O no? Nuestras joyas nacionales se dejan morir de inanición por falta de recursos o se privatizan para usufructo de un particular. Aquí lo único que se levanta es la pasta a la gente para seguir pagando el agujero insondable de la banca. Otros particulares que se endeudaron privadamente en una deuda de la que luego (debido a un estupro constitucional por déficit democrático) los ciudadanos resultamos avalistas.
Y ya se sabe: el que avala a un ladrón… Acaba sin sanidad pública, con los ahorros de su vida metidos a perpetuidad en unas preferentes, desahuciado, endeudado post-morten y, si se te ocurre rechistar, con una denuncia penal por ocupación ilegal y coacciones. ¡Con un par! Denuncias como las que ha interpuesto la caja de ahorros CAI zaragozana (actualmente Caja3) contra 52 activistas de la Plataforma stop-Desahucios que ocuparon pacíficamente durante unas horas, una de sus oficinas.
Algunos desahuciados, un cura que se posiciona con los desfavorecidos, dos periodistas que pasaban por ahí y otros bienintencionados ciudadanos, componían el bragado comando almogávar que aterrorizó a los ejecutivos de la entidad que va a la cabeza de los desalojos en Aragón. La misma que va a despedir a 455 trabajadores estos días.
Ojalá Montoro siente precedente y diga la verdad con lo de los trasplantes. Se trata de una emergencia nacional. Hay que seguir invirtiendo para poder implantar un cerebro decente (hasta el de un chimpancé puede valer) en los privilegiados cráneos de nuestros mandamases políticos y financieros. Algo similar a lo que podría ser un trasplante de conciencia. Aunque es casi seguro que, a semejantes especímenes, les causará rechazo. Son individuos genéticamente incompatibles con la mínima vergüenza.
Plumaroja

No hay comentarios:

Publicar un comentario

DEJA AQUÍ TU OPINIÓN

OLAS DE CALOR, CAMBIO CLIMÁTICO, RECORTES Y PRIVATIZACIONES

España ha vuelto a superar los 40ºC en distintos puntos de su geografía Algo me dice que Trump, Putin, Aznar, Rajoy y su primo, célebr...