miércoles, 21 de enero de 2015

Los crímenes del franquismo, presentado en el Ateneo de Madrid

Mercedes Arancibia. Periodista. Co Directora de Crónica Popular

Todos cuantos diariamente trabajamos en Crónica Popular nos hemos volcado durante meses en la preparación de este Suplemento extraordinario (el tercero que sacamos en nuestra corta existencia, los anteriores estuvieron centrados en los países de la CELAC y el 40 Aniversario del golpe de estado en Chile que acabó con la democracia y la vida de Salvador Allende), en la convicción de que se trataba de un trabajo absolutamente necesario que había que hacer antes de que con la desaparición natural de la última generación que tiene frescos en la memoria los nefastos acontecimientos que se repitieron durante los cuarenta años de dictadura franquista… con su desaparición, decía, se pierda también la memoria de todos los crímenes y las injusticias padecidas y, como ha ocurrido tantas veces, la historia los ignore o, lo que es casi tan grave, se quede con la versión de quienes “no estaban”.
04_08_CF
© José María Coronas
Dejo que sean ustedes, potenciales lectores de esta publicación que por su profundidad y envergadura merecía ser un libro, quienes digan la última palabra acerca de su contenido. Yo, en nombre de mis compañeros deCrónica Popular, manifiesto nuestra satisfacción por un trabajo que consideramos bien hecho, dentro de nuestros medios.
Desde la emoción, el horror y la indignación vividos en las últimas jornadas, añada un plus a esta velada y la convierta también en un acto de defensa de esa libertad de expresión que ha costado la vida a una docena de periodistas en París repitiendo lo que, en un clamor que no se apaga, sigue sonando en todos los rincones del mundo donde existe una persona que considera la libertad de expresión como un derecho fundamental y un pilar imprescindible de la democracia. Por eso Je suis Charlie…y quiero pensar que esta tarde Todos somos Charlie Hebdo
  • Intervención de Mercedes Arancibia, Co Directora de Crónica Popular en la presentación en el Ateneo de Madrid del suplemento sobre Los crímenes del franquismo. Junto a ella, intervinieron también -Miguel Pastrana, de la Agrupación Ateneísta Juan Negrín; David Ruiz, historiador; Emilio Silva, presidente de la Asociación para la recuperación de la Memoria Histórica; Pedro López, profesor en la Universidad Complutense de Madrid;Víctor Díaz Cardiel, de la Plataforma contra la impunidad del franquismo;Javier Moreno, presidente del Foro por la Memoria Histórica; Soledad Luque, presidenta de Todos los niños robados son también mis niños; y Víctor Payá, autor del texto sobre los maestros de la República.
Vídeo: Carlmelchor || Realizador y Periodista.

Franco, enterré vivant
Félix Población
El pasado martes tuvo lugar en el Ateneo de Madrid el acto de presentación de un número monográfico especial de la revista Crónica Popular, en la que tengo el gusto de colaborar, dedicado a los crímenes del franquismo. De los 132.202 asesinatos cometidos por ese régimen durante la Guerra de España, se calcula que un total de 114.000 fusilados siguen enterrados en fosas y cunetas sin seña, repartidos por todo el territorio nacional. A ello hay que añadir las 200.000 víctimas encarceladas durante la posguerra.
Todas siguen pendientes de la justicia universal, verdad y reparación que sólo se alcanzará, según los intervinientes en el Ateneo madrileño, cuando España recupere la memoria democrática, un compromiso que a juicio de los mismos “ha sido incumplido por la mayor parte de los gobernantes españoles”. Casi cuarenta años después de la instauración del vigente régimen democrático, ese objetivo sigue pendiente. Quedan actualmente en España más de un millar de fosas por abrir (1204), cuando está a punto de extinguirse la generación nonagenaria de allegados y familiares a la que se le debe, sobre todo, esa memoria.
De entre los participantes en el acto del Ateneo de Madrid, me llamó la atención la intervención de Emilio Silva, presidente de la Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica, que como se sabe inició las tareas de recuperación de los restos de las víctimas de la dictadura a principios de este siglo. Silva tuvo un recuerdo para el caricaturista Bernard Maris, hijo de exiliados españoles, que en 1975 dedicó al dictador una viñeta con un titular que en España sigue teniendo vigencia mientras las memoria democrática esté ausente: “Franco, enterré vivant”.(Franco, enterrado vivo).
A Maris se le conocía entre sus colegas por el simpático apodo de Tío Bernard, tenía 68 años, era economista de formación, así como editor jefe, periodista y cronista de Charlie Hebdo y deFrance Inter. Fue uno de los asesinados en la terrible masacre contra la mencionada revista satírica hace unos días.
Entretanto, la hemeroteca nos rescataba por esas mismas fechas algunas perlas del argumentario de quienes han sido nombrados portavoces del Partido Popular en el Congreso de los Diputados y en la próxima campaña electoral, esto es, las voces del partido que gobierna y aspira a volver a gonernar. El primero dijo el pasado 4 de noviembre en un programa de debate de la televisión de la obispalía que “algunos se han acordado de su padre cuando había subvenciones para encontrarlo”, en referencia a las fosas del franquismo. El segundo que “los de izquierdas son unos carcas. Todo el día en la fosa de no sé quién…”. ¡Vive Bernard Maris!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

DEJA AQUÍ TU OPINIÓN

¡¡¡HOLA PUTERO!!!

Fotograma del documental ¡Hola Putero! Las malvadas feministas han vuelto a liarla. Un grupo de esas brujas, autodenominadas Towanda...