viernes, 2 de mayo de 2014

EL TARDOFRANQUISMO HA VUELTO CON EL PP

A 35 años del colocón democrático inicial tras la Dictadura que abrió esperanzas a la ciudadanía, la desafección ha ido minando, paso a paso, el impulso inicial de los protagonistas de entonces, y  se ha instalado mayoritariamente en las jóvenes generaciones.
Manifestación en Madrid
La respuesta oficial a esta desafección es ¡Firmes con la Constitución! Grito éste, heredero de aquel otro ¡España Grande, España libre, España Una! que resonaba todas las mañanas en  las patios de las escuelas de la letra con sangre entra. Y así como estos gritos han quedado obsoletos con la grandeza minada, la libertad quebrada por la desigualdad y la unidad amenazada, lo de la Firmeza ante la vieja Constitución actual se está convirtiendo en debilidad de papel de fumar.
Cuando una Constitución no respeta sus grandes principios inspiradores, ni siquiera sus instrumentos gestores, y los Gobiernos miran para otro lado, la carcoma de la desafección social será la única que consiga el derrumbe de su estructura y nuevos sectores organizados deben contribuir a la instauración de las correcciones de fondo que ventilen la anquilosada y endogámica organización del Estado heredero del franquismo.
El esperpento democrático vivido recientemente tras la muerte del Presidente Suárez, con la prédica mediática y política de ser él y el Rey los artífices del cambio democrático, marginando los activos movimientos sociales sin los cuales  estaba perpetuada la continuidad de la dictadura, es la expresión de que las mismas fuerzas sociales de ésta siguen siendo las dueñas del campo -la economía, del reglamento – las Cortes y el Senado- y del árbitro -la justicia.
¿Cómo es posible que ningún partido político representativo proponga la supresión o el cambio radical de una institución inservible, parasitaria, refugio de prebendas y gratificaciones, como el Senado. No sirve para lo que está y nadie propone cambiarlo para lo que debía ser con un cambio Constitucional. Es una institución que en privado sus mismos miembros reconocen su inutilidad pero su cinismo o interés personal les amordaza la boca. Y lo increíble es que ni los minoritarios propongan que si no hay un cambio Constitucional debía ser una institución destinada a desaparecer de inmediato.
En cuanto al control jurídico-fiscal de la organización del Estado, ¿qué significa un Tribunal de Cuentas amordazado, incapaz de detectar las tropelías de los responsables políticos? Cuyas tardías actuaciones ante la corrupción de los últimos años solo producen  bochorno social. ¿Qué plan hay para corregir constitucionalmente este escándalo que se eterniza?
Si el frente es la Administración de Justicia, el ciudadano solo ve lo veloz que actúa cuando se trata de castigar a personas o instituciones molestas, -Garzón, Silva,- y el paso de caracol para los amigos o los mismos políticos, e incluso el olvido para los ciudadanos anónimos.
No es  pedagógico ver a los propios gobernantes como expertos defraudadores fiscales, y no precisamente olvidando pagar el  IVA a sus fontaneros sino las obras de su sede de calle Genova. Ni ver a  patriotas envueltos con la bandera española al mismo tiempo que poseen sospechosas  carteras en Suiza. Ni ver como son condenados los jueces que se atreven a investigar estos fraudes mientras los defraudadores campan a sus anchas.
Presidentes de organizaciones empresariales pidiéndonos austeridad y practicando un auténtico pillaje económico mientras aconsejaban apretarse cinturones ajenos. Y la última iluminada, la Presidenta del Círculo de Empresarios, pidiendo salarios de calderilla para ese millón de jóvenes no preparados. Del clan de Neguri (Orioles, Ibarras), esta persona no debe de haberse enterado que tenemos unas jóvenes generaciones tan preparadas como las de cualquier país europeo. Empresaria como es de grandes empresas de seguridad -bien conectada con las ofertas del poder político, lucrándose durante años de los contratos públicos y con un borrón en su currículo por lo acontecido en el Madrid arena - debe desconocer las filas de jóvenes ingenieros, economistas, licenciados que hacen cola ante cualquier oferta de empleo del nivel que sea. Y también desconocer los miles de jóvenes perfectamente preparados que tienen la mochila preparada para salir a cualquier país del mundo para huir del vacío laboral local.
Finalmente, si algo faltaba a la colmena de la desafección que promueve esta política tardofranquista es la amenaza y la agresión para acabar o cercenar el bloque de libertades ciudadanas que colocó a España dentro del mundo normalizado de los países europeos. Lo que se llamó la primavera de libertades de la primera legislatura de Zapatero, entre las que es obligado citar algunas que contaron con el rechazo de la derecha y el apoyo algunas veces crítico de la izquierda. Hoy, el PP y los sectores vaticanistas están haciendo su trabajo con diligencia cristiana. Y el plantel es expresivo del retraso social al que la derecha quiere llevar a la ciudadanía:
Ley integral contra la violencia de género
Ley de Matrimonios homosexuales y ‘divorcio express’
Plan Avanza
Educación para la Ciudadanía
Ley Orgánica de Educación (LOE) y modificación parcial de la Ley Orgánica de Universidades (LOU)
Ley de Reproducción Asistida
Ley antitabaco
Ley de Dependencia
Ley de Igualdad (cada sexo no sea superior al 60% ni inferior al 40% listas electorales; en el caso empresarial sólo es una recomendación)
Renta Básica de Emancipación
Reforma de la ley del aborto

No hay comentarios:

Publicar un comentario

DEJA AQUÍ TU OPINIÓN

NUEVO PROYECTO DE PRESUPUESTOS 2017: LAS CLAVES PARA EL ACUERDO PAGE-MOLINA

Encuentro institucional de García Page y García Molina Finalmente, ante las repetidas llamadas a la negociación de los diputados de Po...