lunes, 29 de diciembre de 2014

EL "POSTUREO" DE CAÑAMERO

Hoy se hace público que Cañamero y otr@s dirigentes del SAT abandonan la militancia en IU a raíz del apoyo de esta a los Presupuestos del gobierno andaluz. Por su interés reproducimos este largo artículo publicado en “colectivopuebloandaluz.blogspot.com”
Alí Manzano
Diego Cañamero interviene en El Gato al Agua. Intereconomia
Pocas cosas hay tan estúpidas como la fe ciega en una persona, como el creer que esa persona es “inmaculada”, como el creer que nuestro futuro o el de nuestro pueblo está en manos de una persona que ha sido mitificada por el acierto de acciones mediáticas, sobredimensionadas por una prensa y un sistema necesitados de nuevos Robin Hood, o de nuevos bandoleros que recorran las sierras andaluzas en busca de justicia y en defensa de los oprimidos.
Acciones como las del “Mercadona”, las ocupaciones de fincas como “Somonte” o “Las Turquillas”, las marchas que recorrieron Andalucía durante el verano del 2013, o el gran éxito de participación que fue el “22-M”, fueron creando un mito en torno a Diego Cañamero y al SAT. Un nuevo Superheroe omnipresente en medios de comunicación, prensa, radio, TV, incluso en esa TV a la que tanto critican como Intereconomía o 13 TV.
Pero no era oro todo lo que relucía. Tras la máscara de superheroe no había nada, no había una organización fuerte porque no se ha querido construir, para favorecer una organización personalista, dependiente de un líder indiscutible e incuestionable, una especie de secta cuyo dogma principal es la infalibilidad del líder y la repetición de las consignas que el líder lanza al aire del foso mediático o contra todo aquel que cuestiona una autoridad basada en el control de la disidencia interna.
El marketing diseñado daba resultados; sin invertir tiempo ni esfuerzos se iban desarrollando acciones que acumulaban prestigio, reconocimiento, una aureola de esos valores que los voceros del sistema considerados de “izquierdas” reclamaban: dignidad, honradez, valentía, audacia, determinación.
Pero en más de treinta años de dirección personalista del SOC y posteriormente del SAT, no se ha llegado a crear un Sindicato de militantes formados en cuestiones políticas y sindicales, no se ha creado una estructura sólida que permitiera la defensa de los trabajadores en los tajos de trabajo, más allá de las acciones simbólicas, no se han ofrecido alternativas económicas a una militancia azotada por el paro; simplemente, se ha favorecido la dependencia del líder y de una “burocracia” formada por aduladores sin capacidad y sin voluntad de luchar por la clase trabajadora andaluza y por unos militantes a los que desprecian.
La actuación de Cañamero, convertido en un simple “flautista de Hamelin” siempre ha ido encaminada a crear una ficción, una quimera que sirviera a sus intereses personales, sirviéndose de sus propios afiliados, llevándolos de un sitio para otro según sus intereses personales; ahora somos republicanos españoles; ahora independentistas andaluces; ahora ciudadanos indignados...
Las “acciones” del SAT siempre han estado encaminadas a conseguir un impacto mediático; han sido actuaciones “simbólicas”, simples llamadas de atención buscando un protagonismo que le concediera una popularidad que sirviera a sus intereses de cara a mantener la “burocracia” creada en torno a su figura. Una “burocracia” que vivía y vive de las “liberaciones” de Izquierda Unida en la Diputación de Sevilla y en el Parlamento andaluz; a más popularidad, a más relevancia mediática, correspondía una mayor cuota de poder dentro de IU.
Cada vez que se acercaban elecciones del tipo que fueran, amenazaban a IU con formar un bloque soberanista fuera de esta coalición. Las amenazas y el miedo de IU a perder parte de su electorado en Sevilla le permitía colocar a su “burocracia” en puestos remunerados. De cara a las próximas elecciones, han sustituido la amenaza de un bloque soberanista andaluz con la amenaza de su integración en coaliciones tipo “Ganemos” o “Podemos”, llegando a sustituir el discurso soberanista por el ciudadanista español tan de moda en los medios “progres”.
Más de 30 años viviendo del sindicalismo, y no ha sido capaz de formar a una generación de dirigentes que tomaran el relevo. El “sindicalismo” lo han convertido en una forma de vida, en un trabajo del que vivir. Y esa es la mayor perversión que se puede dar en una organización que se autodenomina revolucionaria, esa es la mayor corrupción a la que puede llegar un dirigente político o sindical. Eso provoca una “burocratización” separada de la militancia cuyo objetivo es mantenerse en el cargo porque no conocen otra forma de ganarse la vida.; y cuando su sueldo no depende de la militancia, sino de otros ingresos, como Diputaciones, Parlamentos o donaciones de organizaciones europeas, el objetivo de sus desvelos no son los militantes ni la clase trabajadora, sino aquellos que mantienen su status sindical, político y económico. Los militantes pasan a un segundo plano, el plano del desprecio, del ninguneo, convirtiéndolos en miembros de una secta al servicio del gurú y de su “corte”.
Y como dicen que de muestra vale un botón, os dejo a continuación las manifestaciones del ex-militante del SOC y del SAT Javier Ballesteros Osuna, sobre la “ocupación” de Somonte.
SOMONTE: La verdad sobre una “ocupación”
A dos años de la ocupación de las tierras de Somonte creo en el deber de hacer un pequeño balance o información de lo transcurrido en estas tierras, por respeto a todos y todas los hombres y mujeres que de una o de otra forma se solidarizaron con la lucha de Somonte, y porque no, también por derecho como participe que fui en esta lucha y militante del Sindicato de Obreros/as del Campo.
Somonte nace a raíz de una Asamblea Nacional del SAT en Osuna a primeros de otoño de
Jornaleros andaluces en la ocupación de SOMONTE
2011, donde debatimos la intención de la Junta de Andalucía de vender cerca de 20.000 ha de tierras públicas siendo Somonte una de las primeras que salía a la venta el 5 de marzo de 2012 bajo subasta. Acuerdo unánime de la asamblea ocupar esta finca para denunciar la venta de tierras públicas, pero desde la Unión Local de Posadas se insiste una vez más que la ocupación debería de dejar de ser simbólica y pasar a la acción que no era otra que trabajar la tierra, la Asamblea plantea sus dudas pero al final apuesta porque si hay gente dispuesta se tire palante, dejando en manos de la dirección provincial de Córdoba la preparación de la acción y fijar el día. En un primer momento Somonte se pensaba ocupar sobre noviembre de 2011, pero se nos hecho encima la campaña de naranjas y vimos más positivo no precipitarse, y tras varias Asambleas en Posadas y Palma del Rio y después de una nueva Asamblea Nacional se decide ocupar Somonte un día antes de que saliera a subasta el día 4 de marzo de 2012.
Una cosa teníamos clara muchos de los jornaleros/as que resistimos en Somonte desde el primer día, Somonte era una lucha revolucionaria por la tierra, la lucha histórica del Jornalero/a contra el terrateniente y la propiedad de la tierra, la lucha de clases, lo que llevábamos años denunciando sin dar frutos con ocupaciones de tierras de duques, condes y marqueses, lo que llevábamos siglos gritando “la tierra pa el que la trabaja”, “Reforma Agraria” ese era el grito de lucha de los compañeros al mando del SOC-SAT, de los que aprendimos, admirábamos y hubiéramos incluso dao nuestras vidas por ello. Nunca Somonte fue una lucha contra la crisis o contra el hambre como se ha dicho desde algunos medios o sectores queriendo desviar la atención del origen principal, es cierto que la crisis y el paro fueron un agravante más por lo que mucha gente se sumó a la acción, pero nunca más lejos de la realidad.
Pocos y pocas confiaban en aquella treintena de jornaleros/as que al día siguiente de la ocupación empezamos a trabajar la tierra; por un lado para la Junta éramos un puñado de subsidiados agrícolas que pronto nos cansaríamos, para la Guardia Civil unos delincuentes que íbamos a fomentar la delincuencia y a desvalijar el cortijo y para muchos de nuestros compañeros/as de Sindicato no íbamos a durar más de tres días y nos tendríamos que volver a los pueblos sin nada conseguido, pero todos se equivocaron, con nuestro trabajo, la generosidad y la solidaridad de muchos compañeros/as de todo el mundo en poco menos de año y medio se consiguieron infinidad de objetivos y proyectos, hay quien dice que si no se hizo, que si se dejó de hacer, que si se podía haber hecho, ¿acaso hay alguien que hubiera hecho más en tan poco tiempo y con tan pocos medios?, se sembró casi la mitad de la tierra, se puso en riego un buen puñado de hectáreas, se construyó infraestructuras para el futuro, se creó una red de reparto de cestas de verduras semanalmente, se consiguió una furgoneta para el reparto, etc.. Además de conseguir ahorrar cerca de 30.000€ para seguir durante este año con los proyectos que teníamos y lo que es más importante, la credibilidad, la confianza la admiración y el apoyo de muchos vecinos, pequeños comerciantes y agricultores que estaban siempre dispuesto a ayudarnos en todo lo que necesitábamos.
¿Qué ocurre entonces en Somonte?
Está demostrado que desde el principio Somonte no cuenta con el apoyo de la dirección del SAT, no entraba en sus planes, desde el primer día en la ocupación que ellos esperaban que fuera nuevamente simbólica intenta convencer a la responsable provincial Lola Álvarez de que no nos quedáramos en la finca que tendríamos que desistir en nuestro empeño y regresar como siempre después de echarnos la foto de rigor, una nueva pantomima de cara a la galería. Pero no solo el día de autos fue el único en el que se intentó acabar con la lucha sino que días después y a través de varias asambleas en Somonte donde se desplazaban casi toda la cúpula del aparato sindical para convencer a los ocupantes con frases tan bochornosas pronunciadas por líderes supuestamente jornaleros, como “que aquí no había futuro”, “esta tierra no vale pa na”, “esto no da pa comer na mas que a una familia” etc... Pero no solo se basan los hechos en estos casos de desestabilización o de crear desánimo entre los jornaleros/as de somonte, sino que nunca hubo un posicionamiento oficial de apoyo de la dirección del SAT ante la Junta de Andalucía, es mas era triste ver como una y otra vez nuestro lideres daban asambleas en pueblos y ciudades de toda España hablando de las luchas del Sindicato y nunca se pronunciaba Somonte a pesar de que la trascendencia de Somonte había rebasado fronteras y para muchos sectores y organizaciones obreras mundiales era calificado de la lucha revolucionaria más importante en estos momentos contra el capitalismo, la burguesía y la propiedad privada. Pero ellos a lo suyo y se inventan una nueva historia, la Turquilla, lo que nos induce a pensar en este caso que seguramente nos equivocamos de provincia a la hora de ocupar una finca y trabajarla. Por estos que el sindicato no se volcara cuando se consolidó la ocupación, ni se puede entender ni es aceptable.
La miseria y la mezquindad de la clase obrera afloran a raíz de un problema interno cuando el trabajo empieza a dar algunos frutos, se producen enfrentamientos internos, muy duros llegando a extremos difíciles de entender. Hay algunas discusiones importantes, como por ejemplo si había que empezar la distribución de una parte del dinero que entraba por ventas en forma de salario o si mantener todo en la caja común… cierto es que estos “compañeros/as” empezaron a percibir dinero de las ventas a cambio de nada pues todo el tiempo posterior lo dedicaban a beber, fumar, comer, dormir, insultar y amenazar, como he dicho antes difícil de entender. Puede que haya habido problemas en la gestión y de cosas que no se hayan llevado bien, o de flexibilidad para integrar distintos grados de conciencia, pero lo que debe de quedar claro es que el proyecto de Somonte estaba por encima de todo. Una y otra vez nos dolía la boca de pedir ayuda al sindicato pero siempre se hacía oídos sordos. Cuando la dirección del sindicato decide actuar lo ve como la oportunidad para deshacerse de las personas que estaban al cargo de la gestión de Somonte y de la dirección del SAT en Córdoba y se posiciona desde el primer momento de parte de estos individuos, anteponiendo lo ebrio sobre lo sobrio, manipulando a estas gentes a su antojo consintiendo todo tipo de mentiras y amenazas, asesorando y metiendo cizalla, con un máximo responsable de todos estos hechos en la persona del responsable de desorganización u organización del SAT José Caballero.
La gota que colmó el vaso es el día en que estos individuos que como siempre bajo los efectos del alcohol intentan agredir a varias personas de los que estábamos en aquel momento en Somonte e incluso compañeros/as de fuera que nos visitaban entre ellos a un hombre de 86 años, hay testigos de los hechos varios de ellos militantes del Sindicato que estaban allí y que también fueron insultados, algunos de los compañeros de fuera representantes de organizaciones obreras enviaron escritos a la dirección del SAT para explicar los hechos que habían presenciado durante su estancia en Somonte. Para evitar males mayores es cuando decidimos el pasado 15 de septiembre abandonar Somonte y debido a la presión por parte de algunas uniones locales se insta a que se lleve el asunto a la Asamblea Nacional, pero nada me sorprendió de nuevo una Asamblea nacional amañada en el Coronil para guardarse bien las espaldas y cuando el desorganizador Caballero y la compañera de los mil cargos Mari García se dedican a hacer asambleas por los pueblos buscando apoyos para su parte, incluso una visita de Cañamero con anterioridad a mi casa en la que por supuesto no quise recibirlo, habló con Lola, Cañamero instaba a una asamblea de consenso sin entrar en descalificaciones llegar a acuerdos etc. Nunca más lejos de la realidad nosotros no íbamos a la asamblea con estos ánimos, pero si es cierto que se consintió que elementos que decían ser de Somonte y que salvo uno de los cinco que fueron estaba afiliado al SAT con su papelito escrito ¿se lo redactaría Caballero? profirieron todo tipo de mentiras e insultos hacia nuestra persona.
¿Qué se decide en esta asamblea?
Pues lo que ya estaba decidido hace días, que todo el mundo de somonte se fuera unos días de vacaciones y después volver, a y crear una comisión que gestionara Somonte y se reuniera periódicamente para evaluar la situación. Yo particularmente fui voluntario a Somonte y voluntariamente me fui, pero si es cierto que llamémosle los otros se fueron de vacaciones pero pagadas todos y cada uno de ellos recibieron de nuevo dinero por supuesto de Somonte.
¿Cómo es Somonte en la actualidad?
Ni sombra de lo que fue, hace unos 20 días que me decidí a pasar por allí junto con unos compañeros de Posadas y Hornachuelos a recoger algunos efectos personales que aun teníamos allí, actualmente el cortijo es lo más parecido a un cortijo robao miseria y mierda por todos laos, puertas rotas, chimenea rota, horno quemao, animales medio muertos de hambre, cadáveres de animales en el arroyo del pozo, motores rotos, naves comías de mierda, árboles secos, en fin el abandono total y como no las diez de la mañana y el personal metio en el cortijo o durmiendo seguro que no había nada que hacer. Muy al contrario de lo que dicen Caballero y Rodríguez en la prensa allí solo hay 4 personas, que viven la vida birlonga, ninguno militante del SAT, bueno creo que uno esta afiliao el Fuentes pero no paga las cuotas según él, gentes sin conciencia de clase sin ideología sindical ni política, sin credibilidad en sus pueblos, gentes que en su momento llegaron a Somonte y fueron recibidos como todo el mundo, creyendo y confiando en que todo el mundo es bueno y valido, otra vez me equivoque. Sin proyecto de futuro se reparten lo poco o mucho que vende para sus “necesidades”, viviendo aun de las rentas de lo trabajado por otros que no por ellos, eso sí casi la totalidad de las tierras están sembradas de grano gracias a que se han repartido el pastel varias cooperativas del Sindicato de Lebrija, Pedrera etc. Lo que convierte Somonte en un centro de trabajo.
A cuenta de las cuentas
Es mucho lo que se ha hablao en los últimos meses de las cuentas de Somonte, que si no estaban claras que si no se enseñaban, y en muchos casos pedían cuentas gentes que ni siquiera habían aportao una pequeña ayuda, es mas ni habían pasao por somonte. Las cuentas desde que hubo el primer euro gracias a la aportación solidaria de la gente esta hasta el ultimo céntimo reflejao con facturas y recibos o mediante la cuenta bancaria que se poseía junto con la Unión Local de Posadas, toda esta documentación fue enviado a la persona de Cañamero y Rodríguez junto con el dinero existente hasta el pasado mes de septiembre que abandonamos Somonte, todo con documentación original de trasferencias bancarias, extractos de la cuenta conjunta desde el 5 de marzo de 2012 a fecha de 30 de septiembre de 2013, recibos que aun quedaban por cobrar como la cosecha del trigo o el girasol, el acuerdo de los pastos con los pastores vecinos etc. Había un compromiso de palabra por parte de Cañamero de que una vez revisada las cuentas y comprobado que no había ninguna anomalía se emitiría un escrito a las Uniones Locales, pero a este hombre le queda ya poca palabra, (queda a disposición de quien lo solicite el envio de copia de esta documentación). Pese a ello la ruindad de ciertos individuos consentios por el sindicato se permiten verte el peor de los argumentos, que habíamos robado dinero, creen los ladrones que todos son de sus condiciones. ¿Quién presenta ahora las cuentas de Somonte?, ¿en que se han gastao cerca de 25.000€ en poco más de 3 meses?, ¿hay facturas o recibos?, dicen que han comprao un tractor, a nosotros no lo habían dao casi para siempre el compañero Antonio de Paradas, dicen que han comprao una grada de discos, a nosotros no la prestaba el vecino de al lao, dicen que han comparo un arao, nosotros lo teníamos en exclusiva cedió por los pastores vecinos, un remolque, allí estaba Marinalea pa prestarlo, pensábamos que el dinero existente seria para invertir en el proyecto de futuro, en riegos, en la balsa, en el pozo y poder sembrar, ya habría tiempo de comprar maquinaria. Caballero de nuevo miente y además insulta a todo aquel o aquella que con mucho esfuerzo aporto dinero a la lucha, en unas declaraciones al diario Córdoba el pasado 6 de febrero dice que el SAT había invertio 50.000€ en Somonte, mentira el SAT solo ayudo a Somonte con 200€ la transferencia bancaria lo refleja, es mas es la lucha del Sindicato que menos costo económico ha tenio referente a multas, solo una de 300€ del primer día de ocupación, nada comparable con los 70.000€ en multas que acumulan en otras provincias. Es más el SAT a recaudao dinero a costa de Somonte como es el caso del famoso concierto de Madrid que se llevaron hasta el dinero de las huchas, no sé cuanto se recaudo, pero si se que a Somonte no llego ni un duro.
Responsabilidades
Por supuesto que no voy a eludir la parte de responsabilidad que me corresponde, creo que me equivoque en muchas cosas, la primera en creer en el sueño colectivo, también en creer que la revolución no admite descanso mientras no se gane, en exigirme y exigir a los demás el máximo esfuerzo y generosidad en el trabajo colectivo o publico, por eso no entenderé jamás como los obreros somos capaces de cogerle al duque 20 cajas de aceituna por jornada y si vamos al Humoso por ejemplo cogemos 10 cajas, o cuando salimos al PER a trabajar ponemos 20 lozas y si nos vamos a una empresa privada ponemos 40, y por supuesto a la hora de la disciplina obrera para mi muy importante en cualquier lucha que se preste, pero para otros se convierte en un estado dictatorial. Para mí los máximos responsables de lo acontecido en Somonte no son otros que la dirección nacional del SAT, una dirección caduca, obsoleta y acomoda, una dirección que obedece la directrices de la mano que le da de comer la mano architraidora de IU, ¿quien le paga a los acomodaos en la poltrona de Javier García, José Caballero, Manuel Rodríguez, Mesa, Cañamero y demás?, ¿Cuánto ganan? porque priorizan los gestos simbólicos de ocupaciones, actos en supermercados, en bancos... desplazan el centro de la lucha no a organizar los jornaleros en paro o a sindicalizar los trabajadores en condiciones duras de las campañas hacia la acción de una minoría, pero que además suponen un enorme desgaste en detenciones, sanciones y posibles penas de cárcel para la militancia del sindicato, y como responsable máximo de todo ello el Secretario General del SAT Diego Cañamero más pendiente del circo mediático de la prensa burguesa que de la lucha revolucionaria, y todo ¿a qué precio?
Cuantos cadáveres más hay que dejar en el camino para conseguir vuestro objetivo, cadáveres de compañeros/as con años de militancia algunos históricos que siempre han estao en la vanguardia de la lucha, mientras una vez mas apostáis por el tocino rancio, por desertores y a los auténticos pata negra ya no lo queréis ni pa pegar carteles. Los hechos nos demuestran que no hubo nunca sindicatos políticamente independientes y seguramente nunca los habrá, es más rentable la colaboración de clases y las relaciones pacificas con la burguesía que la revolución proletaria.
A somonte no lo derrota ni la burguesía, ni los terratenientes, ni la Guardia Civil, es derrotado por nuestro propios compañeros y esto tiene un nombre TRAICIÓN, y la traición ya sabemos cómo se paga, estoy casi seguro que somonte es el precio de esa pantomima que le llamáis el banco de tierras, pero de lo que estoy completamente seguro es del acoso y derribo a la compañera Lola, algunos teníais que tener prohibido gritar Reforma Agraria
Javier Ballesteros Osuna. Jornalero. Ex -ocupante de Somonte. Ex –militante del SOC-SAT

1 comentario:

  1. Ahora le ha tocado " el turno " a Cañamero , si ahora que deja la militancia de IU , dicen que " alguien " dijo en cierta ocasión " el que se mueva no sale en la foto "

    ResponderEliminar

DEJA AQUÍ TU OPINIÓN

ESPAÑA ¿QUÉ ES Y DESDE CUANDO?

Sobre el origen del nombre de España El PP se apropia y falsea la historia de España Comúnmente se admite que España viene del lat...