miércoles, 15 de enero de 2014

"MANDELA" Y LOS VAMPIROS LIBERALES

El apartheid sudafricano o la prohibición del sufragio femenino en Occidente hasta hace escasas décadas, eran cuestiones perfectamente legales para los gobiernos que las defendían. La injusticia se puede legislar, es un hecho conocido. Es entonces cuando el individuo libre y con conciencia se enfrenta a un difícil dilema. Debe escoger entre acatar aquello que rechaza o practicar la desobediencia civil. Gracias a ella, y al valor de los que la usaron para rebelarse pacífica pero tenazmente, se lograron grandes avances en la defensa de los derechos humanos.
Hasta Mariano Rajoy fue a rendir honores al funeral de Mandela. Un símbolo de resistencia frente a las abominables, aunque legitimadas, normas de un gobierno racista.
¿Qué diantres pensaría delante del ataúd del líder negro y respondón? Mandela dijo cosas desconcertantes para él como que a una nación se la debía juzgar según como trate a los ciudadanos que tienen poco o nada. Eso le suena a chino mandarino al gobierno del Partido Popular. Pero también dijo que la educación es el arma más poderosa que tienes para cambiar el mundo. Y eso sí que lo entienden, a su manera, los chiquillos de Rajoy.
Por eso han decidido erradicar el sentido crítico de la enseñanza sustituyendo la alternativa a religión, Educación para la Ciudadanía, por un refrito ideológico adocenador y castrante al que llaman Valores Éticos. La investigación con células madre, la eutanasia, la eugenesia o el derecho a la vida (del feto, claro, porque de los desfavorecidos ya natos no dice ni mú), son presentados bajo la visión científica y neutral de Torquemada. En la nueva asignatura se hace hincapié en ensalzar al ejército y a las autoridades pero, sobre todo, en acatar sumisamente las leyes y normas del gobierno. La objeción de conciencia o la desobediencia civil se contemplan como perversiones o delitos.
¿Qué diría Mandela? A la tropa Mariana le importa un bledo. De hecho, no me extrañaría nada que al comprar el libro de Valores éticos, te regalaran el de Cásate y se sumisa y la biografía de Aznar para completar la trilogía del lado oscuro. Porque es ahí, en ese lado oscuro de la ignorancia y la sumisión, donde quieren sumergir a las futuras generaciones de españoles.
El arma más poderosa, la educación. Sí, Mandela dijo muchas frases célebres y celebradas hasta por sus detractores. Algunos de los que le hubieran encarcelado o perseguido en sus Estados, se refieren ahora a él llamándole Madiba, colegueando. Deberían recordar otra cita antes de ensuciar su memoria con hipócritas halagos: Todas las formas legales de oponerse a este principio habían sido bloqueadas por la ley, y estábamos en una situación en la que o aceptábamos un estado permanente de inferioridad o desafiábamos al Gobierno. Elegimos desafiar al Gobierno Eso suena a desobediencia civil como poco. ¿Estudiarán la lucha de Mandela en Valores Éticos? Lo veo negro.
Plumaroja

2 comentarios:

  1. Quizás os interese. Desmitifica un tanto el Mandela post-apartheid, que nada tiene que ver con el anterior: "Por cada avance social, un precio económico pagado. Obama, Mandela, King y la paradoja del progreso" http://blogdelviejotopo.blogspot.com.es/2014/01/por-cada-avance-social-un-precio.html

    ResponderEliminar

DEJA AQUÍ TU OPINIÓN

NUEVO PROYECTO DE PRESUPUESTOS 2017: PUNTO DE ENCUENTRO PAGE-MOLINA

Encuentro institucional de García Page y García Molina Finalmente, ante las repetidas llamadas a la negociación de los diputados de Po...