sábado, 4 de noviembre de 2017

LAS MALAS COMPAÑÍAS Y LA CRECIENTE INFILTRACIÓN DEL FASCISMO


Barcelona, 28 Octubre: incidentes provocados por neonazis 
Por supuesto que cada cual es libre de elegir sus amistades y los compañeros de manifestación. ¡Faltaría más! Pero también somos libres los demás de valorar a estas compañías en función de sus antecedentes. Viene esto a cuento porque los ‘demócratas de toda la vida’ se han ofendido cuando algunas personas han llamado ‘fachas’ a Paco Frutos y Borrell tras dejarse utilizar por Sociedad Civil Catalana en las manifestaciones del 8, 12 y 29 de octubre.
Cuando sujetos que defienden el exterminio de seres humanos por cuestiones raciales, étnicas, culturales, religiosas o de cualquier otro tipo, que practican el odio al diferente por el mero hecho de serlo, y que con soltura hacen uso sistemático de la violencia como único modo de expresión, son acompañados por personas o entidades democráticas en actos públicos en defensa supuestamente de los derechos civiles, cabe pensar que a los invitados se les ha ido el asunto de las manos. ¿O no?
En las dos manifestaciones por la Unidad de España que se han celebrado en Barcelona el 8 y 29 de octubre, convocadas por Sociedad Civil Catalana (SCC), cuyo liderazgo es diverso y polémico, siempre ha habido acciones violentas protagonizadas por “ultra patriotas y neonazis”, arropados con banderas de España, que hubieran pasado desapercibidas de no haberlas denunciado algunos periodistas y esos otros testigos incómodos del siglo XXI que son los ciudadanos pertrechados de sus inseparables teléfonos móviles. Gracias a ellos, en apenas unos segundos, las agresiones ultras eran conocidas en Berlín, Bruselas, Nueva York o París. Agresiones que casi todos los medios españoles deciden ocultar.
Quien está detrás de Sociedad Civil Catalana
El día de su presentación en el Teatro Victoria de Barcelona estaban presentes Santiago Abascal y Ariadna Hernández de Vox, una delegación de representantes de la Fundación Nacional Francisco Franco y miembros del Movimiento Social Republicano, referentes en España del partido griego Amanecer Dorado. La conexión con el fascismo, más allá de ser una anécdota, se encuentra en el germen de la organización. Como afirma el periodista Jordi Borràs en su libro Plus Ultra, la creación de SCC fue “una acción cuidadosamente estudiada y planificada por la necesidad imperante de reagrupar un españolismo profundamente desmovilizado”. Dicha influencia se ve reflejada en la figura de su primer presidente, Josep Ramon Bosch, que ocupó simultáneamente, durante un año y medio, la presidencia de Somatemps hasta que tuvo que dimitir por sus vínculos con la extrema derecha. El nombre de esta entidad es resultado del juego de palabras entre Som a temps, en catalán, “estamos a tiempo” de parar el independentismo, y el Sometent, el somatén, organización paramilitar catalana de autodefensa civil. Tanto Societat Civil Catalana como los grandes grupos mediáticos al servicio del gobierno han tratado de ocultar durante este mes de movilizaciones la influencia ultra en esta entidad, incluidos sus actos violentos.
Se contabilizan por decenas las agresiones ultras en las tres manifestaciones convocadas por SCC el 8, el 12 y el 29 de octubre, algunas de ellas con arma blanca. Esta violencia viene determinada porque la ultraderecha es la única que se ha movilizado históricamente en Catalunya para reivindicar el hecho de ser español: La primera manifestación del 12 de octubre en la época moderna fue convocada en 1982 por Juntas Españolas, que nació de las cenizas de Fuerza Nueva. Desde entonces, el 12 de octubre únicamente ha sido celebrado por la extrema derecha hasta que se inicia el procés en 2012 y se une a las movilizaciones el españolismo parlamentario. A cada convocatoria de Societat Civil Catalana del 12 de octubre se han sumado trece o catorce organizaciones de extrema derecha como Falange, Hazte Oír o Democracia Nacional.
Otra de las organizaciones con mayor peso de convocatoria en estos últimos tiempos es la Fundación DENAES (Defensa de la Unidad de España) del líder de Vox Santiago Abascal. En la concentración del 30 de septiembre, en la madrileña plaza de Cibeles, se acabó cantando el Cara al sol con el brazo en alto y estuvo presente Esperanza Aguirre. Otros convocantes de la concentración fueron las fundaciones Valores y Sociedad y Villacisneros, vinculadas respectivamente a Jaime Mayor Oreja y Esperanza Aguirre; además de las habituales Somatemps y Hazte Oír.
DENAES llegó a recibir 183.000€ de la Comunidad de Madrid y su creador Santiago Abascal, ahora secretario, trabajó para el Ejecutivo de Aguirre como presidente de la Agencia de Protección de Datos y director de la Fundación para el Mecenazgo y el Patrocinio Social. DENAES otorga cada año los premios Españoles Ejemplares en los que han participado como jurado Esperanza Aguirre, Ignacio González, José Antonio Ortega Lara o el propio Santiago Abascal. Entre los galardonados destacan Carlos Herrera, Libertad Digital o el expresidente del Sevilla CF José María Del Nido.
La imagen del 28-O y la foto con Esteban Cabal
Esteban Cabal entre Paco Frutos y Josep Borrell
Un hecho llamó poderosamente la atención tras la manifestación del 28-O en Barcelona: antes de la intervención de Josep Borrell, que no dejó pasar la oportunidad de atacar a la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, para regocijo de la masa rojigualda más conservadora, tomó la palabra Paco Frutos, el que fuera secretario general del PCE hasta su salida en 2009, que fue calificado injustamente de “fascista” por intervenir en un acto convocado por entidades fascistas. Presentaron a Frutos como líder de la “izquierda no independentista” cuando Paco Frutos no es líder de nada y mucho menos de la izquierda no independentista, que es plural, apuesta por el derecho a decidir, y está magníficamente representada en Unidos Podemos.
Cuando finalizaron las intervenciones vino el momento de las fotos y asomaron por el escenario personajes desconocidos para el gran público que no pasaron desapercibidos para quienes siguen desde hace décadas los vaivenes de la ultraderecha. Uno de ellos es Esteban Cabal, un personaje público con largo historial a sus espaldas. En una fotografía colgada en Facebook por el propio Cabal aparece flanqueado por Paco Frutos y Josep Borrell, junto a Pepe Moreno, otro dirigente de Sociedad Civil Catalana.
Esteban Cabal es el ‘propietario’ del partido Los Verdes-Grupo Verde, que fue denunciado en 2011 por la revista Interviú y otros medios de incluir, al menos en su candidatura al Ayuntamiento de Zaragoza, militantes de la organización neonazi Movimiento Social Republicano (MSR). Lo grave del tema es que Cabal defendía públicamente, a capa y espada, a sus patrocinados y negaba tanto tener amistades o vínculos con el MSR o con cualquier otra organización de ultraderecha, como que sus candidatos señalados militaran en las filas de una organización identitaria supremacista y antisemita. Y esto ocurría mientras, al tiempo, negociaba con el entonces coordinador general de Izquierda Unida, Cayo Lara, que Los Verdes-Grupo Verde acompañaran diversas candidaturas de la coalición “para darle un toque ecologista”. Obviamente eso suponía que Esteban Cabal pudiera nombrar a sus candidatos y negociara con la dirección federal de IU la colocación de los mismos.
De hecho, en la lista municipal de Los Verdes-Grupo Verde por Zaragoza, el “líder ecologista” había colocado a un ferroviario y reconocido militante nazi como candidato a la alcaldía. Interviú, en esas fechas, habló con Cabal que aseguró conocer a Vallés, el cabeza de lista, “de toda la vida y no es ultra”. Lo cierto es que Jesús Vallés llevaba años vinculado a los ultras del MSR. Incluso en 2010 le llegó a pedir al ministro de Justicia Francisco Caamaño la puesta en libertad de Pedro Varela –exdirigente del neonazi Cedade, propietario de la Librería Europa y condenado por difusión de ideas genocidas–, a quien calificó en su misiva al ministro de “filósofo humanista, deportista y alpinista que está realizando una labor cultural de primerísima calidad”.
El propio Cabal mantenía magníficas relaciones con grupos nazis, no sólo del MSR sino también de Democracia Nacional. En la candidatura de Los Verdes al ayuntamiento de la capital aragonesa había al menos otras siete personas vinculadas al MSR y Democracia Nacional, según publicó Interviú. Entre ellas estaban Francisco Javier Bueno, delegado del MSR en Zaragoza, detenido e imputado en la Operación Espada contra la banda neonazi Blood and Honour -declarada ilegal- y habitual en los homenajes a Rudolf Hess, jefe del Partido Nazi alemán y mano derecha de Adolf Hitler. También estaba la hija de Juan Antonio Llopart, presidente entonces del MSR y que, poco tiempo después, sería juzgado, condenado y en apelación absuelto, por venta y distribución de publicaciones y materiales nazis que negaban el Holocausto judío. Tal era la implicación entre Los Verdes-Grupo Verde y los neonazis -que entonces ya se hacían llamar identitarios- que se publicó una convocatoria de un acto de campaña, el jueves 19 de mayo de 2011, en estos términos:
"La candidatura eco-identitaria al Ayuntamiento de Zaragoza, Los Verdes-Grupo Verde, celebrará un acto electoral en Zaragoza, el jueves 19 de mayo a las 20:00h. CENTRO CÍVICO 'SALVADOR ALLENDE'. c/ Florentino Ballesteros s/n (Antiguo Matadero).
INTERVENDRÁN:
Jesús Vallés Gracia, candidato nº 1 al ayuntamiento de Zaragoza.
Javier Bueno Pons, candidato nº3 y militante del Movimiento Social Republicano. [Blood & Honour]
Esteban Cabal Riera, coordinador nacional de LOS VERDES-GRUPO VERDE".
La contaminación “fascista-identitaria” llegó también a las Islas Canarias. Allí, Socialistas por Tenerife pactaron con LV-Grupo Verde una lista en el Cabildo de Tenerife y en una decena de ayuntamientos tinerfeños. El acuerdo generó tal alarma que organizaciones ecologistas canarias denunciaron que estas candidaturas estaban infiltradas por ultraderechistas.
Cuando esto sucedía, el auge de la extrema derecha en toda Europa era palpable y se camuflaba con facilidad en otras formaciones. Ahora es una realidad. Por ello, los verdes y ecologistas de siempre hicieron un llamamiento y urgente a Izquierda Unida y a Socialistas por Tenerife para que rompieran, por coherencia y ética, los acuerdos con Esteban Cabal y su partido y no ampararan de forma indirecta a movimientos xenófobos y racistas como el MSR.

Recortes Cero, el nuevo partido de Esteban Cabal

Actualmente, Esteban Cabal ha iniciado otra aventura política con Recortes Cero, su nueva marca electoral. Con ella intenta pescar en las aguas del 15M y aprovechar los movimientos sociales. En esta aventura ha incorporado a Unificación Comunista de España (UCE), ese extraño partido que dice ser comunista marxista-leninista “pensamiento Mao Tse Tung”, pero que pide el voto indistintamente para UPyD o Ciudadanos y al que la izquierda en general califica simple y llanamente de secta por su estructura piramidal y las relaciones de dominio que ejerce la cúpula sobre la militancia.
Recortes Cero consiguió presentar candidatura en 52 circunscripciones en las pasadas elecciones generales, aunque no consiguió representación.
Plumaroja

No hay comentarios:

Publicar un comentario

DEJA AQUÍ TU OPINIÓN

LA ESPAÑA FRANQUISTA DIO ASILO A LOS PRINCIPALES CRIMINALES NAZIS

“ A diferencia de Alemania o Italia, la España de Franco no sufrió un proceso de desnazificación. Al contrario, a partir de 1945, Franc...