jueves, 21 de enero de 2016

LA FELIZ OPOSICIÓN DEL PP

Dirigentes del PP
Desde lo alto del Faro observo lo felices que son los del PP castellanomanchego tras pasar a la oposición. Cualquiera diría que han nacido para ello. A lo largo de los cuatro años de gobierno les cambió el gesto, fruncieron el ceño y sustituyeron la sonrisa por una especie de mueca. Basta con ver como Dolores Cospedal ha recuperado esa sonrisa franca que siempre tuvo para entender lo mal que lo ha pasado ejerciendo la Presidencia de la Junta. Ella es mucho de abrazos, de ocuparse de los problemas de la gente, y la Presidencia le absorbía tanto tiempo que se vio obligada a abandonar lo que tanto le gustaba: empatizar con los problemas de las personas. Por eso ahora es feliz y muestra deslumbrante sonrisa, lo hace de forma sincera, otra de sus virtudes, cuando tiene algún periodista enfrente.
Ahora es un torrente de propuestas para que seamos felices y recuperemos lo que tanto se resistió a recortarnos: prestaciones, sanidad, educación, dependencia. Pelillos a la mar si no defiende el Tajo, si sigue empecinada con el Cementerio Nuclear en Villar de Cañas, si decenas de dependientes murieron esperando acceder a sus derechos, si se ha dedicado a destruir empleo público y de calidad… ¡Qué importa si todo estaba pensado para que algún amigo o familiar cercano hiciera negocio! Es tan pasional su entrega en la oposición que sería como quitarle al niño el juguete recién estrenado. Por su bien y el nuestro permitámosle ser feliz largo tiempo, sine die si fuera oportuno.
También es feliz en la oposición Carmen Riolobos. No es lo mismo criticar a una oposición casi inexistente que lanzar dardos envenenados contra un equipo de gobierno al completo. ¡No hay color! Se aburrió tanto durante el gobierno de Cospedal que se fue al Senado para apaciguar las ansias. Allí, en aquel edificio tan serio, donde ni los suyos la conocían, ¿o sí?, tuvo que llamar la atención de algún modo y se le ocurrió lo de quedar encerrada en el baño y llegar tarde a una votación. Echaba tanto de menos una portada. Así es ella: pizpireta, locuaz y amante de la verdad. Lástima de hemeroteca que se empeña siempre en dejarla en mal lugar…
No menos feliz es Rosa Romero tras quitarse el peso de la alcaldía de Ciudad Real. Ella siempre soñó a lo grande y ahora asienta sus reales posaderas en la Mesa del Congreso. A quién importan esos asuntillos, presuntos todos, que deslustran su currículo (Quesito, Global Sport, Vereda de Moledores…). Total, en el PP si no tienes mácula no eres nadie, es obligado probar amoralidad y falta de escrúpulos para que nada en la vida te impida alcanzar la meta, el fin justifica los medios como afirma Maquiavelo. Si te andas con remilgos nunca podrás gobernar, porque en el adn del buen gobernante está la máxima de que nadie puede juzgarte excepto dios. Gracias a él accederás al poder por derecho y entenderás que los rojos son usurpadores cuando te desalojan democráticamente del sillón.
A Rosa no le faltan razones para ser feliz. Ahora verá los toros desde la barrera y disfrutando de los beneficios que tienen los próceres de la patria: buen sueldo, coche oficial, dietas y otras menudencias, y alejada del foco mediático. Todos hemos ganado con su marcha a Madrid porque el resto de españoles conocerá pronto de su sapiencia y objetividad para los asuntos clave. Ya sé que es repetidora. Se fue a la política nacional siendo una niña y nos la devolvieron formada. Gracias a las enseñanzas de Arenas y Gil Ortega fue capaz de gestionar con acierto asuntos como El Reino de Don Quijote, Aeropuerto de Ciudad Real, Crisis de CCM, Burbuja Inmobiliaria… Que por su implicación en algunos fuera sancionada por el Banco de España (Caso CCM) es accidental y no te inhabilita para acceder a cargos principales.
La felicidad en el PP no es exclusiva de las grandes lideresas. Entre los líderes también afloran las sonrisas. Asuntillos menores no les quita la sonrisa a Echaniz o Esteban, aunque se les haya requerido por escrito que deben devolver de inmediato los Ipad e Iphones. A ellos y al centenar de altos cargos que consideraron propias las herramientas tecnológicas de última generación proporcionadas por la administración regional. Ambos afirmaron que en la vida privada multiplicaban sus ingresos aunque, como todo buen liberal, casi siempre han vivido de lo público. Seguro que no les falta puerta giratoria que cruzar.
A Nacho Villa se le reclaman gastos de dudosa justificación en restaurantes de lujo pero ahora hemos entendido que era un hombre previsor. En realidad, disfrutar del buen yantar era parte de su aprendizaje para la profesión que siempre soñó ejercer: crítico gastronómico. ¡Cuidado restauradores que ha nacido un nuevo Capel!
Quien a buen seguro ríe a mandíbula batiente es Marcial Marín, exconsejero de Educación y cultura que saltó a la fama por tuitear con faltas de ortografía. Como premio a los servicios prestados (recortes salvajes en personal docente y en los presupuestos de su consejería, guerra abierta con los interinos, trato privilegiado hacia los centros privados y concertados…) accedió al Ministerio con rango de Secretario de Estado de Educación. Su nombramiento no sorprende si tenemos en cuenta que Wert era el Ministro. De tal palo tal astilla.
Agustín Conde es feliz porque ya no tendrá que dar explicaciones al Congreso. ¡Qué pesadez estar informando de todo! Quién haya olvidado declarar que es socio creador de una empresa que levante la mano. El bueno de Agustín debió pensar que en Castilla La Mancha no podíamos ser menos que los vecinos castellanoleoneses y al igual que ellos había que asesorar a los inversores en energías renovables, o intermediar con los ayuntamientos para que vieran con cariño los proyectos. Por eso creó en 2002 una empresa (Eco Witt) para asesorar en cuestiones relacionadas con la eficiencia energética y no ser menos que Martínez Pujalte. Que sepamos, en el caso de Agustín Conde todo era muy legal salvo el pequeño detalle de que era preceptivo informar al Congreso sobre esa actividad. Su floja memoria le jugó otra mala pasada y también olvidó informar al Congreso que desde 2003 prestaba servicios en Altamira Real State, filial del Banco Santander en el sector inmobiliario. Por su condición de abogado, sus servicios consistían en asesorar en “pleitos impagados”, lo que nos lleva a preguntarnos cuantos de los desahucios ejecutados por el banco Santander llevan su firma.
La felicidad por estar en la oposición no es exclusiva de los grandes líderes. Se ha extendido como reguero de pólvora a todos los niveles del partido (ayuntamientos, diputaciones) y los hombres y mujeres del PP se afanan en denunciar ahora lo que hicieron estando en el gobierno. El cambio de aptitud les lleva a inundar con propuestas los salones de plenos. Están tan entregados que apena quitarles la ilusión de sentirse útiles. ¡Larga vida al PP en la oposición!

Plumaroja

No hay comentarios:

Publicar un comentario

DEJA AQUÍ TU OPINIÓN

ESPAÑA ¿QUÉ ES Y DESDE CUANDO?

Sobre el origen del nombre de España El PP se apropia y falsea la historia de España Comúnmente se admite que España viene del lat...