domingo, 5 de julio de 2015

DE PELUCHES A ASESINOS.

DE PELUCHES A ASESINOS.
(Grandes Documentales de la 2).
El pasado 25 de junio, pusieron en la 2 el documental titulado: “De peluches a asesinos” y es la vida de unos leones desde que nacen hasta que cazan solos.
Los que me leen saben que suelo mirar los programas de la 2. Bien es cierto que de los documentales de naturaleza, los únicos que no me cansan, son los de elefantes; los de guepardos, serían los siguientes.
Ignoro si en la locución original se aplica a los grandes depredadores el calificativo de: “Asesinos”. En el doblaje, lo aplican con profusión. Que yo sepa, solo hay un animal que como el humano mata por matar; una variedad de orca (que es un delfínido).
Los herbívoros se sitúan en la base de la pirámide trófica; los grandes superpredadores, en la cúspide. Por el camino, se aposentan los carroñeros.
Los predadores, no son asesinos, matan para comer. Son: cazadores. Si no cazaran, morirían de hambre. Cuando el hambre es mucha, los cazadores pueden actuar como carroñeros.
Hasta los carroñeros tienen su función en la cadena trófica y en el ecosistema; su función es la de limpieza. Salvo algún fallo, la naturaleza ha ido evolucionando creando sistemas cuasi perfectos. La naturaleza enloquece cuando el humano entra a actuar sobre ella. Hay humanos que entran a actuar en la naturaleza para enmendar acciones que otros humanos hicieron antes; como por ejemplo, repoblar bosques o reintroducir especies de flora y fauna que habían desaparecido en otro tiempo. Estos son: ecologistas o naturalistas.


Cuando un animal desaparece, se resiente el equilibrio del nicho ecológico que habitaba.
Hasta el canibalismo en la naturaleza, tiene su razón de ser. Cuando un león se apropia de una manada, suele matar a todas las crías (sobre todo machos) para que los nuevos vástagos lleven su genética. Pero eso, también lo hace el faisán macho. Los matan, pero no se los comen. La mantis religiosa devora al macho mientras copula; la hembra necesita ingerir proteína para el desarrollo de los huevos. En la naturaleza, todo tiene su razón de ser; siempre y cuando que de esa naturaleza, extraigamos al hombre.
El humano es omnívoro (que come de todo); el cerdo, también. Pero al cerdo lo hemos convertido en vegetariano para que luego alimente nuestro apetito carnívoro. Sobre todo en Japón, se considera al atún rojo una exquisitez. Al ser tan apreciado en gastronomía y sus elevados precios, ya ha desaparecido de algunos lugares del Mediterráneo; se cree que queda un 57 % de esta variedad de atún entre el Atlántico y el Mediterráneo. Este atún en la actualidad, se cría en almadrabas.
Estamos esquilmando la tierra y el mar.

Cuando en la naturaleza un animal caza, le llaman asesino; cuando el que mata en la naturaleza es un humano, se le llama: ¡DEPORTISTA!
Autor: Antonio Rodríguez Rubio

No hay comentarios:

Publicar un comentario

DEJA AQUÍ TU OPINIÓN

¡¡¡HOLA PUTEROS!!!

Arcadi Espada, polémico tertuliano en distintos medios de comunicación Las malvadas feministas han vuelto a liarla. Un grupo de esas...