viernes, 9 de agosto de 2013

Y MARIANO NO DIMITIÓ

Mariano Rajoy en su comparencia del 1 de agosto de 2013
Un pequeño gran detalle llamó la atención de los periodistas asistentes al pleno de la corrupción. Al llegar los “honorables” amontonaban sus maletas para una vez terminada la reunión marcharse rápidamente de vacaciones. Sobraban las palabras. El mensaje era claro; éste es solo un trámite, aquí no va pasar nada, nuestras cabezas están en otro lado porque nos sentimos seguros.
Como era de esperar la “mise en scene” se interpretó de acuerdo a las normas de la democracia neoliberal. Es sabido que el poder instituido no solo estriba en la fuerza de la que es privativo, sino que también en el adormecimiento que nos someten a diario con sus tertulianos y políticos al uso. A pesar de todo, hay un lado positivo del ejercicio teatral de filibusterismo parlamentario que vimos el 1 de Agosto. Aunque le duela a “la casta”, cada día queda más en evidencia que la crisis de corrupción no solo afecta al partido de gobierno, sino a todo el régimen. Lo que vimos en vivo y en directo fue un espectáculo de mala muerte. Hasta la prensa extranjera la ha calificado de circo pobre. En la práctica, la “casta política” hizo una representación de su desfachatez, mediocridad y desprecio por la inteligencia ciudadana.
El show de “Las Cortes nos hace recordar el adagio “entre bueyes no hay cornadas”. Lo que pasa es que ninguno de aquellos, que dicen representarnos, fue al fondo del asunto. Esto es ni más ni menos que ”gran parte del sistema político español se ha financiado con la especulación inmobiliaria y financiera”; tal como lo ha demostrado documentadamente el profesor y Premio Nacional, Manuel Naredo .
Como era de esperar, en el reparto de los recursos públicos y de los impuestos de los ciudadanos la parte del león siempre se la ha llevado el PP, heredero natural de la corrupción de la burguesía del ladrillo que campeó en la ultima etapa del franquismo.
Del resto, también tenemos constancia. El PSOE con los “ERES” hoy y ayer FILESA . CIU con el “Caso Palau”. PNV, ER y UPyD también han recibido de los poderosos recursos para pagar sus campañas electorales. Respecto de IU poco se sabe, suponemos que su honestidad es sincera. 
Lo escandaloso es que la corrupción política afecta, en mayor o menor medida, a tirios y troyanos. Al respecto, hay datos fidedignos que revelan cómo los grandes Bancos han perdonado las abultadas deudas de los partidos políticos. ¡Por algo será!
Todavía no hay “valiente” que en sede parlamentaria use la tribuna para cuestionar un régimen que se hunde en su propio estercolero. Es lo que anhelaban aquellos que creían que el coordinador de Izquierda Unida iría al meollo del asunto. Lo lamento, han salido decepcionados.
Éste era el momento de golpear la mesa y poner en el centro la necesidad de un proceso constituyente para terminar con la corrupción de la “casta”. De abrir una política de futuro como dicen los que se dicen entendidos. Hablar de “regeneración democrática “ no es suficiente. Esta supuesta regeneración es el programa del PSOE y el PP . Es también la fórmula de un sector de la derecha que apunta por una “monarquía federal”. Es el gran pacto de la “transparencia” hecha entre lobos corruptos y ovejas ingenuas.En definitiva, es la añeja política de aparentar cambios para que nada cambie.
Detrás de los “paripés” los políticos profesionales esconden su temor por quedarse en el paro si se abre un verdadero proceso constituyente que, desde abajo y con los de abajo, alumbre una democracia real.
Lo cierto es que estamos en manos de una “partidocracia” que se auto-genera manteniendo privilegios irritantes mientras el capital financiero desposee sistemáticamente de bienes y derechos al pueblo. En este ultrajante escenario la ciudadanía solo tiene derecho a ver el circo que montan los políticos para tranquilizar la náusea colectiva que recorre España por la corrupción del sistema.
Al calor de este debate necesario nunca está de más el recado para Izquierda Unida que envió el escritor comunista recién fallecido, Manuel Fernandez Cuesta : “…los partidos de la izquierda alternativa deben subirse en sus respectivos vagones, abandonar los palacios de Invierno de las burocracias y pensar en una organización combativa, dispuesta para la transformación…”.
En realidad, los movimientos sociales están observando el comportamiento de las cúpulas dirigentes de la izquierda institucionalizada. Hasta el momento, estos personajes no han dado la talla para los tiempos que corren. Sus ofertas y discursos aparecen como cantos de sirena trasnochada. 
Debemos recordarles que sobre los políticos profesionales pende como una espada de Damocles las encuestas que no les dan credibilidad. Todos los estudios de opinión los colocan en los últimos lugares dela confianza popular. Las mismas encuestas revelan el apoyo mayoritario que la gente da a los movimientos sociales y de su exigencia de una democracia de otro tipo.
Las grandes manifestaciones que en distintas partes del mundo se suceden con regularidad certifican que la “democracia representativa” ya no satisface las necesidades de los pueblos que exigen participar y reivindican su derecho a decidir.
Es la hora de la política. Ésta la harán “los nadie”, esos que no tienen asiento en los alfombrados circuitos del poder. Los antiguos griegos afirmaban que los dioses ciegan a quienes quieren perder. Como siempre las elites están ciegas y se resisten al cambio que trae el viento de la historia. Ahora el cambio viene de la mano de una revolución democrática.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

DEJA AQUÍ TU OPINIÓN

ESPAÑA ¿QUÉ ES Y DESDE CUANDO?

Sobre el origen del nombre de España El PP se apropia y falsea la historia de España Comúnmente se admite que España viene del lat...