jueves, 30 de junio de 2016

Lecciones del 26J: Autocrítica SI, derrotismo y diáspora NO

Pablo Iglesias y Alberto Garzón
¿En qué momento de la historia, a la izquierda del PSOE ha habido una representación política de 71 escaños?
Sobre el crecimiento de la abstención de 1'2 millones de votos respecto al 20D, Unidad Popular representaría aproximadamente el 65% de los abstencionistas nuevos puesto que no ha sumado 750.000 votos, si contabilizamos juntos los votos de Podemos e IU, fórmula que personalmente no comparto porque cada elección tiene mecanismos y condicionantes propios. 
Argumentar que esos 750.000 'presuntos' votos son de votantes de IU que ha castigado la convergencia con Podemos es un burdo intento de dinamitar la convergencia de la izquierda, a la que tienen mucho miedo para el futuro próximo: elecciones en Galicia, País Vasco...
Primero y principal porque las bases de IU aprobaron mayoritariamente la convergencia y apenas un 20% fueron críticos con ella. La incidencia de una hipotética llamada a la abstención apenas sumaría unos 75.000 votos, eso siendo generoso con las capacidades de Lara, Frutos y LLamazares. En cualquier caso, los críticos de Podemos con la convergencia con IU aportarían cantidades similares, pongamos 100.000 votos como máximo. Lo cierto es que ha sido la convergencia la que ha evitado mayor pérdida de votos y ha sostenido el resultado de 71 diputados.
Entonces ¿Dónde están esos 600.000 votos? La fuga principal de votos se habría producido en el 'voto del cabreo con la corrupción', un voto voluble y nada fiel que estimo en alrededor de 300.000 votos y han vuelto a su sitio natural: la derecha (era voto prestado del PP). Los otros 300.000 votos son los de la campaña del miedo, que Unidos Podemos con una campaña de perfil bajo no ha sabido movilizar. Hemos querido vender sonrisas en lugar de propuestas y hemos apostado por el perfil bajo y poner la otra mejilla en lugar de llamar a llenar las urnas de votos. También nos mintieron con aquello de que la abstención nos beneficiaba.
Es evidente que han utilizado las encuestas como arma arrojadiza contra la estrategia de Unidos Podemos. Sin ellas se habría programado una campaña distinta, a la ofensiva, a disputar hasta el último voto, con pablo Iglesias como actor principal; y un programa electoral menos ambiguo y más alternativo al austericidio neoliberal. 

Por contra, ilusionados con el espejismo del sorpasso, la campaña ha sido defensiva, de perfil bajo y se cometió el error de enviar a Pablo Iglesias a inmolarse día tras día ante entrevistadoras ansiosas de ser más protagonista que el entrevistado. Su sitio, nuestro sitio, está en las plazas construyendo la alternativa.
Hemos callado ante acusaciones infundadas y armas arrojadizas pensando que era mejor pasar de puntillas en lugar de desmentir y aclararlas definitivamente. Más vale ponerse una vez colorados que ciento amarillos, reza el refranero. 

Así, con la cantinela de Venezuela, hay que aclarar definitivamente que allí ha colaborado la Fundación CEPS y no Podemos (porque no existía) y publicar la relación de nombres de profesores, incluyendo su militancia política, que han participado en los diferentes proyectos. Y completar esta información con la relación de colaboraciones que practican todas las universidades españolas y también todas las fundaciones, especialmente las vinculadas al liberalismo y la democracia cristiana.
Con el argumento de Grecia hay que cambiar de estrategia y defender la gestión que SYRIZA está haciendo de la crisis griega, explicar a la ciudadanía que es SYRIZA quien está sacando a Grecia del agujero donde la dejaron los homónimos del PPSOE. Allí se toman decisiones para garantizar las pensiones y los servicios públicos y se ha conseguido 'renegociar' la deuda pública y a medio plazo se habrá recuperado la economía y Grecia entrará en la senda del crecimiento y la normalidad. Eso lo está haciendo SYRIZA y lo hará Unidos Podemos en España. No se nos puede acusar de no querer pagar la deuda y de lo contrario.
Para el futuro inmediato cabe unificar el discurso y abandonar el cainismo tradicional de matarnos por un punto y coma. En lo sustancial estamos de acuerdo y hay que prepararse para las elecciones gallegas y vascas porque en ambas hay opciones reales de llegar al gobierno. Bienvenido sea el pinchazo de la burbuja del sorpasso si ha servido para no repetir errores y empezar a trabajar desde ahora para reforzar las confluencias que nos permitan ganar. Incorporar poder autonómico al poder municipal es el paso clave que nos hará extender la ilusión del cambio real hacia el conjunto del país.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

DEJA AQUÍ TU OPINIÓN

RELATOS DE VERANO: LAMIAS, NINFAS DE AGUA... LA TROCANTA

La Trocanta. Marcel Félix de San Andrés Antonio de Torquemada se refiere a ellas afirmando que “el mismo Aristóteles dice que los lé...